FANDOM


Wiki-wordmark
Estas prisas nos son extrañas, Argetlam. No forma parte de nuestra naturaleza, como en la de los humanos, el apresurarnos como hormigas excitadas.
Ésta página se encuentra en construcción por el usuario ras2193, dentro de un tiempo podrás encontrarla terminada.
Inheritance Icon
BRera
ELDESTera
ERAGONera
Spoilers

[[Archivo:‎‎

Arya-real

Arya

|250px]]
Arya
Información Biográfica
Edad 100+
Características Físicas
Especie Elfos
Género Femenino
Color de Cabello Negro azabache (Rojizo en la película)
Color de Ojos Verde esmeralda (Azules en la película)
Características Políticas y Cronológicas
Dragón Fírnen
Afiliación Elfos, Vardenos, Jinetes de Dragón
Familia Evandar (padre), Islanzadí (madre)
Otros
Actor de la Película Sienna Guillory


Arya (títulada Arya Svit-kona; también conocida como Arya Dröttningu) fue una elfa, la hija de la Reina Islanzadí Dröttning y su esposo Evandar, por ende una princesa, aunque según la cultura elfa no fuera denominada como tal en el idioma antiguo. Increíblemente hermosa, con cabello negro azabache y ojos verdes[1], Arya también era una excelente espadachín y era capaz de usar la magia. Eragon expresó sus sentimientos profundos hacia ella en muchas ocasiones, pero por la diferencia de edad entre ellos y sus responsabilidades para con Alagaësia, Arya escogió negar sus propuestas.

Historia

Vida Temprana

Arya nació un año antes de la caída de los jinetes. Pasó su infancia viviendo en la Sala Tialdarí con su madre, Islanzadí. Su padre, Evandar murió durante la guerra, mientras defendía Ilirea de Galbatorix y los apóstatas, por lo que no tiene muchos recuerdos de él.

Debido a la guerra Arya decidió convertirse en embajadora de los elfos, y acompañó a Weldon entre Tronjheim y Aberon, durante el viaje fueron atacados por Úrgalos, ella mató a algunos. Esto la afectó un tiempo, pero se dio cuenta que por el bien de su misión debía de seguir adelante, a pesar de las muertes.

Su relación con Islanzadí era tensa, en gran parte porque ella eligió ser embajadora de los elfos. Tales tensiones llegaron al punto que se le prohibió estar en la presencia de Islanzadí después de un desacuerdo, así que se dedicó completamente a la causa de los Vardenos. Como embajadora no había muchas quejas sobre ella, Arya traía su propia comida desde Du Weldenvarden y siempre utilizaba un traje de cuero, además decidió ocultar su linaje para evitar problemas.

Durante su estadía con los Vardenos en Tronjheim ella dedicaba su tiempo libre a explorar la ciudad de los enanos, durante esos momentos de exploración Arya empezó a tener un mayor conocimiento sobre ella misma. Un día, mientras exploraba encontró una habitación con una misteriosa flor en el centro, ella la observó por lo que le parecieron horas y fue cuando se dio cuenta de cuál era su nombre verdadero.

Años después ella fue encargada de transportar el huevo de dragón que Brom y Jeod habían rescatado de las garras de Galbatorix, y pasó muchos años llevando el tan valioso huevo entre Farthen Dûr y Ellesméra, con la esperanza de que, eventualmente, un nuevo Jinete de Dragón fuera encontrado.

Arya small

Captura

Galbatorix supo de alguna manera de este arreglo (probablemente por Los Gemelos) y envió al Sombra Durza a emboscar a Arya y sus compañeros para capturar el huevo de dragón. El Sombra pudo hacer lo primero, sin embargo, falló en lo segundo. Arya logró teletransportar el huevo a las Vertebradas, esperando que Brom, en Carvahall, lo encontraría. En su lugar, el huevo llegó a Eragon, y Arya fue hecha presa en Gil'ead y sus compañeros asesinados. Allí sufrió tortura, negando dar cualquier información sobre la locación de los Vardenos o los Elfos. Cada día se le daba un veneno mortal, Skilna Bragh, era torturada y luego Durza le daba el antídoto, Nectar de Tunivor para mantenerla con vida, además de darle otras drogas para que sus habilidades mágicas estuvieran bajo control. Pasaron los meses y como Arya continuaba resistiendo, Galbatorix se cansó de esperar y ordenó a Durza que hiciera los preparativos para llevar a Uru'baen, donde él se haría cargo de extraer la información.

Rescate

Los eldunarís de la Cripta de las Almas le mostraron a Eragon la imagen de Arya en su prisión de Gil'lead para que la rescatara y ella los llevara a él y a Saphira con los vardenos. Eragon quedó impactado por sus visiones de esta misteriosa mujer. Cuando él mismo fue capturado por Durza, y hecho preso en la misma prisión que la elfa, él la vió en persona por primera vez.

Arya by xialaceleste

Arya

Cuando Murtagh y Saphira planearon una misión de rescate, Eragon insistió en llevar a Arya con ellos, a pesar de las dificultades de esto en sus viajes. Arya permaneció en un coma inducido por ella, que hacía más lento los efectos del veneno mortal en ella. Sin embargo, al comunicarse mentalmente con Eragon, le informó que si no llegaban con los Vardenos, que tenían el antídoto - Nectar de Túnivor - moriría en tres o cuatro días.

Farthen Dûr

Eragon, Saphira y Murtagh alcanzaron a llegar con los Vardenos a tiempo para salvarla. Cuando se recuperó, Eragon estaba siendo puesto a prueba por los Gemelos, ella los detuvo pues se estaban excediendo en la prueba mágica al obligar a Eragon a extraer la escencia de un objeto de plata, luego ella llevo a cabo la prueba de habilidades con las armas de Eragon.

Arya peleó en la Batalla bajo Farthen Dur contra los Úrgalos y Kulls. En la batalla se quedó curando a Saphira pues se había lastimado el ala, cuando la curó tuvo que romper Isidar Mithrim para llegar a tiempo para ayudar a Eragon, gracias a ello Eragon pudo herir mortalmente a Durza , aunque su acción le ganó el disgusto de los Enanos.

Ellesméra y los Llanos Ardientes

Después de la batalla, el caos después de la muerte de Ajihad y la elección de Nasuada como líder de los vardenos ella acompañó a Eragon y a Saphira a Ellesméra, para que continuaran con el entrenamiento de Jinetes y para que Arya restaurara las comunicaciones entre los Vardenos y los elfos, pues con la desaparición de Arya la Reina Islanzadí rompió todo contacto y se negó a mandar apoyo para los vardenos. Durante el viaje le enseñó a Eragon, Saphira y Orik sobre los protocolos de los elfos para evitar problemas. Conforme se acercaban a Du Weldenvarden se ponía más tensa por el encuentra con su madre, y cuando llegaron al bosque mantuvo a Eragon y Saphira escondidos para que la primera persona en verlos fuera Islanzadí. El encuentro con su madre no fue muy feliz, pues Islanzadí lo hizo de forma que Arya tuviera que aceptar la disculpa que le hacía.

Durante la estadía de Eragon, Saphira y Orik ella los llevaba de vez en cuando a conocer algunos lugares como el árbol Menoa y la forja de Rhünon. Durante ese tiempo Eragon le hizo notar sus sentimentios tres veces, mismas que ella rechazo, sobre todo después de el se le declarara después de la Celebración del Juramento de Sangre.

Al día siguiente del Agaetí Blodrhen Arya regresó con los Vardenos, y los ayudó a prepararse para un ataque de las fuerzas de Galbatorix. Cuando Eragon y Saphira regresaron ella aceptó la disculpa de Eragon pero mantuvo su distancia de él. Ella peleó en la Batalla de los Llanos Ardientes con el ejército Vardeno, y vio la llegada del nuevo jinete de Galbatorix y su dragón.

Viaje con Eragon

Cuando se enteró por Saphira que Eragon se había quedado en Helgrind después que rescataran a Katrina ella se dirigió para encontrarlo y cuidar que regresara con seguridad a los Vardenos, para pasar inadvertida en su viaje robó algunas ropas y usó un hechizo para disfrazar su apariencia. Luego de encontrarse con Eragon iniciaron la vuelta hacia los Vardenos. Durante ese viaje ella y Eragon aprovecharon para resolver sus problemas y retomar su amistad.

Tiempo después de llegar con los Vardenos pelearon con Eragon, Saphira y los doce hechiceros elfos que envió Islanzadí contra Murtagh y Espina en la batalla del río Jiet, consiguiendo la retirada de éstos. Esa misma tarde ella fue a la boda de Roran y Katrina. Como Eragon y Saphira debían de asistir a la coronación del siguiente rey enano Arya se quedó en el campamento vardeno, ayudando con la imagen falsa de los dos para evitar que Murtagh y Espina volvieran a atacar.

Feinster

En Feinster el Ejército vardeno enfrentó un gran problema, pues la ciudad estaba fuertemente fortificada y por tres días no pudieron entrar. Es entonces que Arya y Blödhgarm se ofrecieron para escalar los muros e intentar abrir las puertas desde adentro, pero cuando entraron se encontraron con tres hechiceros que los enfrentaron en un duelo mental, mientras que un batallón los rodeó. Es entonces que llegaron Eragon y Saphira justo a tiempo para ayudarlos a abrir las puertas. Después de eso ella, Eragon y Saphira se dirigieron al castillo del líder de la ciudad, Lady Loreana, pero cuando llegaron con ella hallaron que los últimos hechiceros de Galbatorix habían decidido crear un sombra como último recurso para detener a los vardenos, su nombre era Varaugh. Arya logra matarlo con ayuda de Eragon y Saphira y libera a los espíritus.

Después de la batalla Eragon le cuenta sobre la muerte de Oromis y Glaedr, noticia que la llena de dolor, y se sorprende cuando Eragon le cuenta sobre su verdadero padre, sobre los eldunaríes y cómo Oromis le había entregado el suyo a Eragon y Saphira.

Belatona

En la batalla de Belatona Arya peleó en las líneas frontales y estuvo cuando obtuvieron la Dauthdaert Du Niernen que casi mata a Saphira. Como el gobernante de la ciudad, Lord Bradburn se negaba a rendirse ella lo durmió con un hechizo. Más adelante estuvo cuando los Hombres-Gato llegaron a ofrecerse como aliados para derrotar a Galbatorix.

Más tarde Elain entró en labor de parto pero se complicó, Arya intentó ayudar pero se vio limitada pues los aldeanos desconfiaban de los elfos debido a leyendas en las que los elfos cambiaban a los niños o se los robaban. Logró hacer algunos hechizos pequeños, pero sólo porque Katrina le insistió a las otras que la dejaran. Cuando la niña nació con labio leporino Arya se la llevó a Eragon para que usara la magia en ella, pues si ella lo hacía la gente sospecharía que ella se la había robado o la había cambiado y sabía que los habitantes de Carvahall confiarían en Eragon. Eragon lo logró, ganando aún más respeto de Arya.

Durante el viaje hacia Dras-Leona Arya empezó a practicar con Eragon para prepararse para su pelea contra Galbatorix, Glaedr para entonces empezó a salir de su duelo y empezó a preparar a Eragon, Saphira y Arya en combates mentales, aunque ni siquiera Glaedr pudiera contra el auto-control de Arya. En ese tiempo Eragon y Arya conversaban sobre lo que los esperaría en Uru'baen, en uno de esos momentos Eragon preguntó a Arya sobre lo que haría cuando la guerra terminara, Arya le respondió que posiblemente continuaría como embajadora, pues la vida en Ellesmera le incomodaba.

Dras-Leona

Cuando llegan a Dras-Leona descubren que Murtagh y Espina están protegiendo la ciudad, por lo que no podían atacarla sin arriesgar a Eragon y Saphira. Los días pasan hasta que Jeod logra encontrar evidencia de túneles que van por debajo de la ciudad y se traza un plan para que un grupo use los túneles para llegar a la ciudad y abran las puertas desde adentro. Arya acompaña a Eragon, Wyrden , Angela y Solembum a través del túnel para infiltrarse en la ciudad y abrir las puertas, allí se encuentran a los sacerdotes de Helgrind, quienes capturan primero a Solembum, a quien Angela va a rescatar separándose del grupo, por otro lado Wyrden cae en una trampa y muere.

Arya y Eragon son capturados y encadenados bajo la influencia de unos cristales que bloqueaban la magia y rodeados por los miembros del culto del helgrind, quienes después de perturbadoras revelaciones los dejan para que sirvan de alimento a dos polluelos de Ra'zac que estaban por nacer. Arya decide romperse las manos para liberarse de las cadenas pero es entonces que finalmente rescatados por Angela, quién además mata al sumo sacerdote de Helgrind. Una vez en la ciudad logran abrir las puertas para que los Vardenos entren y la tomen. Más tarde ella se curó la mano con magia, pero aún así le quedó una pequeña herida en el pulgar de la mano derecha.

Al finalizar la batalla los elfos recuperaron y enterraron a Wyrden afuera de la ciudad, Arya buscó entre sus pertenencias y encontró una botella de Faelnirv, tomó algo y luego le llevó también a Eragon, el licor era muy fuerte y los afectó bastante. Desafortunadamente en ese momento llegaron Murtagh y Espina con un batallón de muertos sonrientes, y aunque Arya despejó los efectos con un hechizo no pudieron evitar que secuestraran a Nasuada.

Después del secuestro de Nasuada ella organiza la reunión para elegir a quien sustituiría a la líder de los vardenos en el estandarte de Orik para así darle un apoyo discreto a Eragon, quien es elegido como líder de los vardenos y manda que continúe la marcha hacia Uru'baen.

Camino a Uru'baen

Mientras se dirigían a Uru'baen Eragon buscaba una forma para derrotar a Galbatorix, es cuando halla pistas sobre un lugar llamado la Cripta de las almas y la roca de Kuthian y le pide ayuda a Arya y a Glaedr para averiguar qué era. Pero descubren que había magia que evitaba que se supiera sobre ese sitio haciendo que la gente olvidara cualquier cosa sobre la Cripta. Es entonces que Eragon, Saphira y Glaedr deciden ir a Vroengard a investigar en caso que pudieran encontrar algo útil para usar en su batalla contra Galbatorix. Arya aunque quiere ir decide que es mejor quedarse, pues de ir sería un peso para Saphira, y el viaje requería velocidad, así que se queda y con los hechiceros elfos para encubrir la partida de Eragon y Saphira.

Una vez Eragon, Saphira y Glaedr volvieron ellos llamaron a Arya y a los otros líderes para contarles lo que hallaron en la cripta de las almas y trazar un plan para el ataque a Uru'baen, siendo Arya e Islanzadí las más emocionadas al respecto pues pudieron hablar con dragones que habían conocido y creían muertos. Una vez revelado todo se trazó el plan; Eragon, Saphira, Arya, Blödhgarm, los hechiceros elfos, Elva y los eldunaríes se infiltrarían en la ciudad para enfrentar a Galbatorix. Islanzadí se opuso a que su hija fuera, pero Arya le hizo ver que era necesario, y se reconciliaron en cierto modo.

Batalla de Uru'baen

Arya y shruikan. Extraído de Paolini

Arya lanzando a Du Niernen al ojo de Shruikan. Extraído de Paolini.net. Imagen disponible en el Libro para Colorear de Eragon

Arya acompaña a Eragon, Saphira, Elva y a los elfos dirigidos por Blödhgarm a enfrentarse contra Galbatorix, pero antes de llegar al salón del trono los hechiceros elfos fueron separados de ellos. Cuando llegaron al salón del trono Galbatorix los neutralizó rápidamente y se dedicó a "jugar" con ellos. No fue hasta que Eragon formuló el Hechizo de Comprensión que se desvaneció el control que tenía Galbatorix sobre todos, lo que aprovecharon Arya, Saphira y Espina para para atacar a Shruikan, mientras los dragones atacaban a Shruikan para mantenerlo en el suelo Arya con la dauthdaert corrió hasta su cabeza y enterró la lanza en el ojo de Shruikan, matándolo casi al instante. Cuando Galbatorix lanza el hechizo suicida, Arya es protegida de la explosión a tiempo por el hechizo de Eragon.

Tras la guerra

Tras la muerte de Galbatorix, Arya decide buscar a Blodgarm y a los otros antes que el castillo se derrumbe, logra encontrarlos no sólo a ellos, sino también al último huevo de dragón y a los eldunaríes que tenía Galbatorix. Más adelante descubre la muerte de Islanzadí, lo cual la llenó de pena, pero mantuvo la compostura pues todavía quedaba mucho por hacer.

Más tarde asistió junto con Lord Däthedr al consejo para elegir al nuevo rey humano como representantes de los elfos, dando un "sutil" apoyo a Nasuada junto con Orik y Grimr. Después de la coronación de Nasuada como reina Arya partió hacia Ellesméra para acompañar el cuerpo de su madre y se llevó el último huevo que tuvo Galbatorix . Ella le deja una carta a Eragon, explicando que, al haber dos jinetes humanos era necesario (si el polluelo aceptaba) que hubiera un jinete de dragón elfo, lo que los eldunaríes aceptaron. Además que por todo lo ocurrido, y habiendo fallecido tanto Galbatorix como Islanzadí ella decidió dejar de ser la embajadora de los elfos, dándole ese puesto a Vanir pero manteniéndose en el rol de cuidadora del huevo.

Cuando los elfos llegan a Du Weldenvarden el dragón nace, eligiendo a Arya como su compañera, ella le propone el nombre de un amigo; Fírnen y el polluelo lo acepta. Arya decide entonces criar a Fírnen en los riscos de Tel'naeir. Por seguridad decidió mantener el asunto en secreto al resto del mundo hasta que Fírnen fuera lo suficientemente grande para cuidarse por sí mismo y poder montarlo para volar, y decidió no mencionarlo en una carta que escribió para Eragon.

Mientras cría a Fírnen recibe la visita de Dathedr y otros ancianos elfos, quienes le ofrecen el puesto de reina de los elfos. Al principio rechaza el puesto que ocupó su madre, pero los elfos vuelven cada día con más razones por las cuales ella debía ser reina, finalmente Arya se convence que es lo mejor para su gente y acepta. Pero pide a los embajadores no revelar su decisión para poder criar a Fírnen sin asuntos de estado presionándola. Más tarde Arya recibe la espada Tamerlein (aunque se desconoce si fue entregada voluntariamente o si fue por órdenes de la recién elegida reina) y le pide a Rhunön que la modifique para adaptarla mejor a su talla y estilo de pelea, cosa que hace la herrera a regañadientes.

Cuando sintió que Fírnen ya estaba listo ellos salen de Du Weldenvarden, pero antes envía una carta a Eragon para reunirse con él y Saphira antes, les presenta a Fírnen. Mientras Saphira y Fírnen juegan juntos Arya y Eragon conversan sobre lo que ha pasado durante esos meses. Eragon crea un nuevo fairth de Arya, pero esta vez Arya lo aprecia, pues es una imagen más real de ella (lo que muestra la madurez de Eragon). Como muestra de sus nuevos sentimientos y de la confianza que se tienen mutuamente ambos intercambian nombres verdaderos, allí Eragon le cuenta su plan de marcharse de Alagaësia y le ofrece a Arya y Fírnen que los acompañen a el y a Saphira, a lo que Arya responde que no debido a sus deberes como reina, pero que igual podrán pasar juntos las siguientes semanas.

Luego de realizar una visita de estado en Ilirea accede a llevar a Roran, Katrina e Ismira a visitar Farthen Dûr (aprovechando que debía de ir a hacer una visita de estado a Orik) mientras Eragon, Saphira y los Eldunaríes iban a Vroengard. Después de eso los lleva a Ellesméra, donde se reúnen con Eragon y Saphira. Ahí ella, los ancianos elfos y Eragon discuten la idea de incluir a los enanos y a los úrgalos en el pacto de los jinetes, a lo que aceptan. Después de hacer el cambio en el juramento de los jinetes y antes de irse, Eragon entrega a Arya 2 huevos, para que sean llevados entre los elfos, los úrgalos y los enanos. Deja además 3 eldunaríes a Arya para que le aconsejen y la entrenen junto con Fírnen. El plan es que Arya y Fírnen entrenen en lo básico a los dragones y jinetes una vez los polluelos elijan a alguien, para que una vez los consideren listos se vayan al este con Eragon y Saphira.

Arya y Fírnen acompañan a Eragon y a Saphira hasta el este de Alagaësia, despidiéndose de ellos. Después de eso vuelve con Roran a Du Weldenvarden, recogen a Katrina y a Ismira y los lleva para que se reúnan con los habitantes de Carvahall. De acuerdo con la carta de Jeod en los siguientes meses Arya y Fírnen continuaron con sus deberes de jinete y dragón, así como sus deberes de reina de los Elfos. En ese tiempo Nasuada tuvo que pedirle ayuda dos veces; una vez para tratar con dos nobles que se rebelaron contra el reino humano, y otra para que averiguaran lo que sucedió con cuatro hechiceros que envió Nasuada a Edur Ithindra para informar al hechicero Tenga sobre las nuevas regulaciones a la magia. Arya y Fírnen encuentran a los 4 hechiceros muertos afuera de la casa de Tenga, y ni rastro del viejo. Además tiene problemas, pues ninguno de los huevos eclosiona.

Información Personal

Apariencia física

Arya es descrita como una elfa extremadamente bella, una larga cabellera negro azabache, ojos verdes, piel pálida y más alta que muchos hombres. Como muchos elfos tenía rasgos angulosos, cejas lisas, hombros estrechos y orejas puntiagudas. En su hombro izquierdo tenía tatuado la runa Yawë con tinta índigo. Cuando estaba fuera de Ellesméra sujetaba su pelo con una cinta, usaba ropa sencilla de cuero, llevaba una espada en la cadera, un arco en el hombro y botas. Cuando estaba en Ellesméra llevaba el pelo suelto, no llevaba armas y usaba vestidos o pantalones cómodos. Para la batalla de Urû'baen llevó una coraza de escamas y un casco de acero. Después de ser elegida reina y que Fírnen prendiera para ella llevaba en la frente un aro de oro con un diamante en forma de lágrima y portaba la espada Tamerlein (modificada para que se ajustara a su estilo) en la cintura.

Personalidad

Ayra la mayoría del tiempo mantenía una postura estoica, reservada e imperturbable, sin revelar qué emociones podía tener (como la mayoría de los elfos), pero cuando los mostraba era con mucha intensidad. Su nivel de tolerancia es bajo y siempre se enojaba o se impacientaba con Eragon. A diferencia de los elfos ella tiende a ser muy abierta, directa y crítica, como cuando discutía con los enanos sobre sus creencias, y posiblemente sea el por qué se lleva bien con Rhunön.

Quizá el vivir setenta años separada de su gente y por la muerte de sus compañeros volvió a Arya solitaria, retraída y Huraña. Ella misma afirma que tenía disposición a estar sola. Entre los Vardenos y los mismos Elfos ella siempre andaba sola y se incomodaba con la compañía. Después que Fírnen la eligió parecía más feliz, posiblemente porque ahora estaba constantemente acompañada.

Después de volver de Du Weldenvarden, e ir por Eragon en Brisingr ella se volvió más abierta con él, hablando toda la noche sobre sus experiencias. Conforme pasó el tiempo ella empezó a demostrar que sentía algo más por Eragon, al punto que antes que él se fuera de Alagaësia ella aceptó intercambiar nombres verdaderos. Con Saphira era más amable, no sólo porque fue educada para tratar respetuosamente a los Dragones, sino porque fue ella quien cargó con el huevo de Saphira por años.

Ella era muy práctica, y no le importaba usar cuero a pesar que fuera un producto animal. Además estaba muy dedicada a la causa de los Vardenos y a proteger a Eragon, Saphira y su gente. Esto lo demostró cuando resistió por meses la tortura de Morzan y se negó a revelar cualquier información sobre los Elfos.

Poderes y Habilidades

Familia

Artículo principal: Familia Dröttning

La Casa de Dröttning, cuya línea probablemente exista desde los tiempos de la Reina Tarmunora, ha tenido el poder por muchos años. Tarmunora fue sucedida en el trono Élfico por la abuela de Arya, Dellanir. El hijo de Dellanir fue Evandar, que se unio con Islanzadí, y luego fue asesinado por Galbatorix, o por uno de los Apóstatas.

El único otro Dröttning mencionado, y sólo fue rápidamente, es Niduen. No es clara la relación de Niduen y Arya.

Curiosidades

  • Arya menciona que estuvo enamorada de un elfo llamado Fäolin el cual era mayor que ella.
  • En la habitación de Arya figuran dos fairth uno de un elfo severo y orgulloso con el pelo plateado y otro de un elfo mas joven (Se cree que el primero debe ser Evandar y el segundo Fäolin).
  • A pesar de ser una elfa como tal, Arya se siente diferente al resto de su raza, pues ha vivido demasiado tiempo entre los vardenos.
  • Arya es descrita teniendo cabello negro y ojos verdes en el libro; sin embargo, en la película tiene los ojos marrones y es pelirroja.
  • Arya fue caracterizada por Sienna Guillory en la versión fílmica de Eragon.
  • Arya es una de los pocas personas que ha logrado matar un Sombra y esto gracias a la ayuda de Eragon.
  • En una sesión de preguntas y respuestas en Reddit, Christopher Paolini reveló que al principio había planeado que Eragon y Arya se fueran juntos hacia el este (quedando como una pareja) pero decidió que eso rompería el personaje, por lo que lo cambió.

Referencias

  1. Arya es descrita teniendo cabello negro y ojos verdes en el libro; sin embargo, su apariencia es un poco distinta en la película.