FANDOM


Este artículo es sobre Eragon Asesino de Sombra. Puedes estar buscando a Eragon I.
—Soy Eragon, pero no sólo eso. Soy Argetlam, Asesino de Sombra y Espada de Fuego. Mi dragón se llama Saphira, también conocida como Bjartskular o Lengua de Fuego. Nos enseñaron Brom, que fue Jinete antes que yo, los enanos y los elfos.Hemos combatido a los Úrgalos, a un Sombra y a Murtagh, que es el hijo de Morzan. Servimos a los vardenos y a los pueblos de Alagaësia.

Eragon a Sloan en Brisingr

Inheritance Icon.jpg
Este artículo es mencionado en Brisingr.
Este artículo es mencionado en Eldest.
Este artículo es mencionado en Eragon.
Este artículo contiene Spoilers

Eragon.png
Eragon Asesino de Sombra
Información Biográfica
Edad 15
Características Físicas
Especie Humano
Género Masculino
Color de Cabello Castaño (rubio en la película)
Color de Ojos Castaños (azules en la película)
Características Políticas y Cronológicas
Dragón Saphira
Afiliación Jinetes de Dragón, Elfos, Vardenos,Enanos.
Familia Brom (Padre)
Selena (Madre)
Murtagh (Medio hermano materno)
Garrow (Tío materno)
Morzan (Padrastro)
Marian (Tía materna)
Roran (Primo Materno)
Katrina (Prima Materna por ley)
Orik (Hermano adoptivo)
Ismira (Prima Materna)
Cadoc (Abuelo Materno)
Holcomb (Abuelo Paterno)
Nelda (Abuela Materna)
Maestros Conocidos Brom, Oromis, Glaedr, Arya
Otros
Actor de la Película Edward Speleers

Eragon Asesino de Sombra, Asesino del Rey, o Eragon Bromsson, fue un humano, el primero de una nueva generación de Jinetes de Dragón. Fue entrenado por Brom y Oromis, y fue escogido como Jinete por Saphira, un dragón hembra azul.

Eragon creció como un huérfano, sin ningún conocimiento real de sus padres, pero luego descubrió que tenía habilidades mágicas y que estaba destinado a luchar contra las fuerzas del mal, encabezadas por el Rey Galbatorix. En la Batalla de los Llanos Ardientes, el aprendió que Murtagh, su antiguo amigo y aliado, era en realidad su hermano; y que él, Eragon, era hijo del notorio Apóstata, Morzan, pero esta afirmación fue posteriormente desmentida por su maestro Oromis, quien reveló que el verdadero padre de Eragon era Brom.

A pesar de la inmensa diferencia de edad que los separaba, Eragon estaba enamorado de la princesa elfa Arya. La tensión romántica entre ellos fue un punto importante en muchas de sus aventuras, aunque Arya, en la mayor parte, negaba sus intenciones.

Apariencia física

Al principio Eragon era un humano de estatura promedio, ojos negros, cejas oscuras y cabello negro. Durante su travesía por Alagaësia con Brom, Eragon desarrolló una musculatura delgada. Cuando vio su reflejo en Teirm, vio que sus rasgos faciales eran más prominentes. Debido a una lesión que sufrió en el brazo derecho después de un ataque a los úrgalos, aprendió a usar la mano izquierda para pelear, con lo que se volvió ambidiestro. Cuando Oromis le pidió que se quitara la túnica, dijo que Eragon había desarrollado sus músculos de forma equitativa, no como otros espadachines que sólo tenían fuerza en su brazo dominante. Durante la batalla de Farthen Dur Durza antes de morir le hizo una cicatriz enorme que iba del hombro a la espalda baja, que al ser hecha con magia negra lo lastimaba cuando hacía esfuerzos muy grandes, esta cicatriz le afectó durante un largo tiempo y le impedía progresar en su entrenamiento como jinete, pues cada vez que tenía un ataque quedaba muy débil, al punto que llegó un momento en el que no podía hacer pequeños esfuerzos sin que le diera un ataque.

Pero su transformación más extrema ocurrió durante la ceremonia del juramento de sangre, debido a la influencia de los eldunarís. No sólo curaron la cicatriz maldita que tenía en la espalda (además de otras cicatrices que se había hecho a lo largo de su vida), sino que lo transformaron en un punto medio entre Elfos y Humanos, volviendo sus rasgos más angulosos y suaves, su piel se volvió pálida como el alabastro, además de emitir un brillo suave. Todas sus habilidades fueron aumentadas al nivel de los elfos, sus orejas se volvieron puntiagudas y de acuerdo con Saphira su olor se volvió más parecido al de los elfos. Entre los pocos rasgos humanos que conservó fue la necesidad de afeitarse. Después de dislocarse los dedos después de darle un puñetazo a un soldado, Eragon usó la magia para endurecer la piel de sus nudillos y volverla parecida a las Ascudgamln, lo que le permitiría golpear sin consecuencias tan graves para sus manos.

Personalidad

Uno de los rasgos más prominentes de Eragon era la curiosidad, el no paraba de hacer preguntas, siempre buscaba aprender más. De acuerdo con Oromis, este rasgo lo heredó de Brom, pues cuando era aprendiz de Oromis pasó sus primeros meses preguntando qué, quien, cuando, donde y por qué, al punto que podía ser algo irritante. Eragon tenía un fuerte sentido de justicia y equidad, como cuando se puso furioso al saber que la esclavitud era permitida, además de no estar de acuerdo con la forma de gobernar de Galbatorix. El discutió con Murtagh sobre esto. Después de matar a un soldado sintió mucho remordimiento, y cuando aprendió a tocar la mente de los animales decidió no comer carne, pero cuando salió del Helgrind y tuvo que cazar para reponer energía se dio cuenta que no había problema si consumía carne con moderación para reponer la energía perdida.

Como el resto de su familia (Brom, Garrow, Roran y Murtagh) Eragon era terco, determinado, fiel a sus convicciones y con una voluntad fuerte, incluso cuando todo parecía en su contra. Una vez se proponía algo llegaba hasta el final. Ejemplo de ello es que no se ha dado por vencido en su amor por Arya, incluso después que ella lo haya rechazara varias veces, además cuando Nasuada aceptó la alianza de los Úrgalos, Eragon se mostró escéptico, pero al final se hizo amigo de Nar Garzhvog, además de ser el que impulsó la idea de los Úrgalos como jinetes de dragón.

Eragon aceptó la tarea de los jinetes de ayudar a otros, siempre cuidaba más de los demás más que de el mismo, cuando insultaban a Saphira él se molestaba mucho más de lo que se molestaría de ser insultado el mismo. El era muy compasivo y leal a sus amigos y aliados. El destestaba la injusticia, cuando Galbatorix lo iba a subyugar la parte que él más odió fue que Galbatorix hiciera lo que le viniera en gana y se saliera con la suya, estos sentimientos fue lo que lo impulsaron a crear el hechizo de comprensión para Galbatorix, porque él quería que el Rey se diera cuenta de las consecuencias de sus malas acciones.

Después que averiguara su nombre verdadero el aceptó quién era, dándole más confianza en sí mismo además de volverse más sabio.

Habilidades

Eragon era un jinete poderoso, más aún después de su transformación. Es probable que Eragon hubiera sido un prodigio entre los jinetes; prueba de ello es que él logró hacer un hechizo de forma instintiva, además aprendió cosas en menos de un año que a otro le habrían llevado decadas. En particular Eragon era especialista en crear fuego, improvisar hechizos, el arte de la espada y duelos de magos.

Por su curiosidad y deseos de conocer más Eragon aprendía rápido, cuando aprendió a leer se volvió un apasionado lector, este gusto se incrementó durante su estancia en Ellesmera, al tener a disposición una vasta biblioteca.

Eragon era un formidable espadachín, Brom remarcó que tenía un talento natural y raro con la espada, pudiendo progresar mucho en unos meses con un estilo rápido y elegante, lo que le permitió estar mano a mano con oponentes que tenían mucha más experiencia, al punto de derrotar a Brom en una práctica y darle buena pelea a Murtagh, quienes habían pasado muchos años practicando este arte. Antes de su transformación fue capaz de hacerle frente a Arya, cuyo duelo en palabras de Fedric fue increíble, a pesar que Eragon perdiera.

Después del juramento de sangre y con el aumento de sus habilidades Eragon se convirtió en un espadachín mejor que la mayoría de humanos, enanos y algunos elfos, no obstante seguía teniendo problemas con oponentes mucho más hábiles y con más experiencia, como Arya o Murtagh, pero con la guía de Glaedr Eragon logró superar parte de sus defectos como espadachín, al aprender a mirar detenidamente a su oponente y recopilar información para tomar la ventaja. Usando esto Eragon fue capaz de enfrentarse a Arya y derrotar a Murtagh.

Era también un hábil arquero y cazador, tenía una puntería certera y era capaz de rastrear y esperar por horas a una presa. Conocía las vertebradas como la palma de su mano, siendo capaz de sobrevivir allí por varios días cuando iba en busca de carne para el sustento de su familia. De acuerdo con Roran Eragon era un mejor montañero y cazador que él. Para evitar lastimarse las manos en peleas cuerpo a cuerpo Eragon usó la magia para endurecer sus nudillos y así poder golpear a alguien con armadura sin que sus dedos se vieran afectados.

Eragon era un hábil practicante de la gramaticia, Brom recalcó que el muchacho tenía mucho ingenio para los hechizos a pesar de su escaso conocimiento del idioma antiguo, con un particular talento en la piroquinesis (la habilidad de generar y manipular el fuego) usando sólo una palabra. Cuando llegó a Tronjheim por primera vez ya era por mucho el hechicero más poderoso que tenían los vardenos y después de su entrenamiento con Oromis Eragon se volvió aún más poderoso al obtener más conocimiento del idioma antiguo, al aprender a extraer energía del ambiente si lo requería y a usar hechizos no verbales (como el hechizo que usó para escapar de la emboscada en Tronjheim) volviéndose uno de los hechiceros humanos más poderosos de Alagäesia, su magia tenía por lo general un color azul (se cree que se deba a su lazo con Saphira). Sus poderes aumentaron cuando obtuvo la ayuda de los eldunarís de la Cripta de las Almas y cuando Murtagh le dijo el nombre del idioma antiguo se volvió uno de los hechiceros más poderosos conocidos en la historia, ya que con el nombre él podía deshacer hechizos sin tener que conocerlos bien, sumado a la energía y experiencia que le daban los eldunarís.

Debido a su conexión con Saphira a veces Eragon tenía ciertas habilidades que no podía controlar, ejemplo de ello es la habilidad de ver cosas que sucederían (como cuando se vio a sí mismo partir en una nave o cuando se vio enfrentándose a Murtagh) además de cosas que estaban pasando (como cuando vio a Arya, aunque esto podría no contar pues fueron los eldunarís quienes se lo mostraron)

Historia

Vida temprana

Antes de nacer Eragon su madre Selena huyó del castillo de Morzan y se dirigió a casa de su hermano Garrow en la pequeña y remota aldea de Carvahall, ubicada en el valle de Palancar. Allí dio a luz a Eragon pues quería darle un mejor futuro a su hijo, lejos de la influencia del Imperio. Desapareció después de que él naciera, dejándolo al cuidado de su hermano, Garrow, y la esposa de este, Marian. Eragon no sabía la identidad de su padre, que era el Ex Jinete de Dragón Brom (que llegó a Carvahall unos años después para vigilarlo de lejos).

Durante muchos años, Eragon pensó que Garrow y Marian eran sus padres, hasta que Marian en su lecho de muerte le contó acerca de Selena, esto lo transtornó, pues ahora todo lo que sabía podría estar mal. Después de la muerte de Marian su tío Garrow se mudó con Eragon y Roran a una granja a las afueras de aldea de Carvahall, donde siguieron dedicándose a las labores agrícolas, Eragon solía ir a cazar a las Vertebradas, la cadena montañosa que rodeaba al Valle de Palancar para obtener un sustento extra con la carne y piel que cazaba y luego vendía en el pueblo.

Descubrimiento de la 'piedra'

"Me siento como si viviera en un mundo imaginario, en un sueño en el que todo es posible."
Eragon

Mientras cazaba en las Vertebradas, Eragon encontró lo que parecía ser una lisa piedra azul. Al principio, intentó venderla, pensando que podría comprar suficiente carne para pasar el invierno con ella. Desafortunadamente, tuvo problemas negociando con el carnicero Sloan porque la piedra fue encontrada en las Vertebradas. Entonces, se quedó la "piedra" para sí, y se sorprendió cuando del huevo salió un dragón hembra. El dragón tocó su palma, dejándolo con la Gedwëy Ignasia, la marca de los Jinetes de Dragón

Porque cualquier historia o mención de la era de los Jinetes de Dragón estaban fuera de la ley en el Imperio, Eragon crió a su dragón en secreto, dividido entre su felicidad por su nuevo compañero, y su miedo de que pasaría si el Imperio descubría lo que había pasado. Eventualmente, decidió quedársela, y le construyó una casa en un árbol. Después de consultar con Brom, el cuentacuentos de Carvahall, sobre nombres de dragones (sin revelarle de su dragón), su dragona escogió llamarse Saphira. Por un tiempo, el logró mantenerla escondida, pero cuando Saphira, y su apetito siguieron creciendo, se dio cuenta de que no podría mantener su existencia escondida.

No mucho tiempo después, dos amenazadores seres encapuchados de inmenso poder, los Ra'zac, llegan a Carvahall, buscando el huevo de dragón. Saphira, ahora con la capacidad de comunicarse con sus pensamientos, obliga a Eragon a escapar con ella, mientras los Ra'zac destruyen la granja y hieren de muerte a Garrow. Cuando Eragon vuelve encuentra la granja en ruinas y a su tío agonizando, el intenta llevar a Garrow a Carvahall sobre Saphira, pero al final el cansancio cede y el muchacho cae inconsciente antes de llegar. Cuando se recupera días después, se entera que su tío murió, es entonces que decide ir en busca de los Ra'zac para vengarse.

Misión de Venganza

Eragon, Saphira, y el críptico cuentacuentos Brom decide cazar a los Ra'zac y vengar a Garrow. Mientras viaja, Brom enseña el uso de la espada a Eragon, y más sobre la historia de los Jinetes de Dragón. Para su sorpresa, Eragon descubre que fue nombrado como el primer Jinete de Dragón, Eragon I.

Cuando trató de defenderse a él mismo y a Brom de una emboscada de dos Úrgalos en Yazuac, él descubrió que era capaz de usar magia, al disparar una flecha y decir inconscientemente la palabra designada para fuego (brisingr). Preguntándole a Brom sobre eso, descubrió que todos los Jinetes de Dragón poseían habilidades mágicas y Brom decidió enseñarle a Eragon cómo usar esas habilidades adecuadamente.

Después de un tiempo, ellos perdieron el rastro de los Ra'zac, pero fueron capaces de rastrear el Aceite de Seithr, la substancia usada para matar a Garrow, a la ciudad de Teirm. Con la ayuda del amigo cercano de Brom, Jeod, ellos usaron los registros para descubrir que los Ra'zac estaban en Dras-Leona.

Durante su estancia en Teirm, Eragon reveló con algo de pena que no sabía leer y a escribir pues Garrow no le enseñó, así que Brom le enseñó y Eragon se volvió un fanático de la lectura. Mientras investigaban la ruta del aceite de Seithr Eragon escuchó por medio de un hechizo una conversación entre Jeod y Brom. Para su sorpresa, él aprendió que los dos hombres eran miembros de los Vardenos, un grupo rebelde que se oponía al Imperio y a Galbatorix.

Eragon con zarroc.jpg

Eragon con Zar'roc

Un día mientras Brom y Jeod salieron Eragon visitó una tienda de hierbas, allí conoció a un inteligente y críptico hombre gato llamado Solembum, y a Angela, una bruja. Ella le dijo a Eragon su fortuna, revelando que viviría mucho, que los grandes poderes de la tierra lucharían por tenerlo, que se enamoraría de una mujer de noble cuna, que dejaría Alagaësia para siempre, y que enfrentaría una traición por parte de un familiar. Después, Solembum le dijo en palabras crípticas, que cuando necesitara un arma, buscara debajo del Árbol Menoa; y decir su nombre en la Roca de Kuthian y abrir la Cripta de las Almas cuando su poder fuera insignificante.

En el camino a Dras-Leona, Eragon "criptovió" a una mujer hermosa en un sueño. Él vió que ella estaba en una prisión, y, hechizado por su belleza, decidió checar la prisión de cada pueblo en el camino para encontrarla. Ella continuó apareciéndo en sus sueños por un tiempo. Durante su viaje Eragon fue emboscado por un grupo de Úrgalos a las órdenes de Durza, al tratar de detenerlos con magia para evitar que lo capturaran a el y a Saphira cayó inconsciente por varios días.

A las afueras de Dras-Leona, Eragon y sus compañeros son emboscados por los Ra'zac. Ellos fueron rescatados por un misterioso hombre llamado Murtagh, pero no antes de que Brom fuera herido fatalmente por una daga de los Ra'zac. Brom murió poco después, después de que le hubiera revelado a Eragon que una vez él fue un Jinete y que el nombre de su dragona era Saphira. Brom fue enterrado, y Saphira usó su magia para transformar la tumba en diamantes. Eragon y Saphira decidieron viajar con Murtagh en busca de los escondidos Vardenos. Ellos viajan a Gil'ead, con las esperanzas de encontrar un contacto que los lleve a los Vardenos.

En Gil'ead, Úrgalos bajo el comando de Durza capturaron a Eragon y lo encerraron en la misma prisión donde la mujer que había visto en sueños, una elfa, era cautiva. Murtagh y Saphira prepararon un peligroso rescate. Eragon, Saphira, y Murtagh son confrontados por Durza. La pelea terminó cuando Murtagh le dió a Durza con una flecha, causando que el Sombra fuera disuelto temporalmente. Eragon insistió en rescatar a la elfa, también. Ella permaneció inconciente, pero Eragon fue capaz de hablar con ella mentalmente. Ella le reveló su nombre, Arya, le dió la locación de los Vardenos, que había sido envenenada en la prisión por lo que se había sumido en un sueño con un hechizo para ralentizar el efecto pero que moriría si no recibia el antídoto.

Viaje hacia los Vardenos

Saphira perfil.jpg

Saphira, la dragona azul de Eragon

Eragon, Saphira, Murtagh y Arya cruzaron el Desierto de Hadarac, apurándose para alcanzar Farthen Dûr, las montañas de enanos que abrigan a los Vardenos, para salvar a Arya. Ellos fueron perseguidos por un pequeño ejército de Kull. Antes de alcanzar Farthen Dûr, Murtagh, quién había estado en contra de ir con los Vardenos desde el principio, revela que es el hijo de Morzan, el primero y último de los Apóstatas. El grupo de Kull los obliga a moverse, y Farthen Dûr se abrió para dejar entrar al grupo. Ahijad, líder de los Vardenos, encerró a Murtagh cuando supo de su ascendencia. Arya fue tratada por sus heridas; Eragon y Saphira fueron bienvenidos en Tronjheim, la ciudad enana de Farthen Dûr.

Eragon conoció tanto a Ajihad como a Hrothgar, el Rey de los Enanos. También se encontró con Angela y Solembum. Ajihad deseaba mandar a Eragon a Ellesméra para completar su entrenamiento; así, dos magos conocidos como los Gemelos pusieron a prueba sus habilidades mágicas. Los Gemelos fueron crueles con Eragon, y pretendían robar su conocimiento del Idioma Antiguo. Una completamente curada Arya, intervino, y tomó el derecho de probarlo ella misma, luchando con él. Eragon, a pesar de haber sido derrotado, pasó la prueba a los ojos de Arya. Él empezó a enamorarse de ella.

Los Vardenos respetaban y hasta veneraban a Eragon. Poco después de arribar a Tronjheim, fue abordado por una mujer mayor con una niña huérfana, Elva, que estaba al cuidado de ella. La mujer le pidió a Eragon que bendijera a Elva, y El en el Idioma Antiguo, dijo: Atra gülai un ilian tauthr ono un atra ono waíse skölir frá rauthr, qué él pensaba que significaba: "Que la suerte y la felicidad te acompañen y te protejan de la desgracia." Saphira le dió a la niña su regalo especial: Una estrella plateada, similar a la gedwëy ignasia de Eragon, en su frente. Saphira le dijo a Eragon que la niña tendría un futuro significativo.

No mucho después, la guerra se hizo inminente. Ajihad informó a Saphira y a Eragon de una amenaza cercana: un mensaje interceptado revelaba que una legión de Úrgalos marchaba hacia los Vardenos.

En la batalla sigiente, un aparente mar interminable de Úrgalos parecían determinados a tomar la fortaleza. Dentro de Tronjheim, Eragon fue enfrentado de nuevo por el amenazador Sombra Durza. Eragon fue fácilmente derrotado por Sombra, pero, gracias a una repentina aparición de Arya y Saphira, la atención de Durza amainó lo suficiente para que Eragon lo atravesara por el corazón. Eragon pagó un terrible precio por su gesta: Durza antes de morir le hizo una herida en la espalda con su espada, y la cicatriz de causaría mucho dolor en los meses siguientes.

Después de la muerte de Durza, el lazo que el Sombra tenía para controlar las mentes de los Úrgalos desapareció, causando que huyeran. Eragon se desmayó y calló en un trance, donde los espíritus que controlaba Durza y ahora estaban fuera de control lo atormentaron pero fue cuidado por la presencia mental del Sabio Doliente, que le urgía seguir a Arya a Ellesméra, la capital de los elfos.

Unos días después de la batalla bajo Farthen Dûr Eragon ve como asesinan (al menos en apariencia) a Murtagh, los Gemelos y a Ajihad en la emboscada de un grupo de úrgalos que todavía rondaban las cuevas bajo Tronjheim. Sólo pudieron encontrar a un agonizante Ajihad quien en su último aliento le encomendó los Vardenos a Eragon. Unos días pasaron para la organización del funeral de Ahijad, durante ese tiempo el consejo de ancianos de los Vardenos trató de manipular a Eragon para así obtener su apoyo y quedarse líderes de los rebeldes, pero Eragon logra evadirlos al jurarle lealtad a la hija de Ajihad, Nasuada.

Norte a Ellesméra

Eragon decidió aceptar el consejo del Sabio Doliente y, acompañaddo por Orik y Arya, viajó al norte por el este de Alagaësia a Ellesméra, para completar su entrenamiento como Jinete, antes de irse el Rey Hrotgar nombró a Eragon como un miembro adoptivo del clan Ingietum, Eragon lo aceptó a pesar de lo controvertida de la decisión entre los enanos. Durante su viaje en las ciudades de los enanos conoció al clan Az Swelden Rak Anhuin, quienes tenían rencillas con los jinetes y juraron un odio eterno hacia Eragon y el Clan Ingeitum por la decisión de adoptar a Eragon. Después de varias semanas de viaje llegaron a la capital del Reino elfo: Ellesméra. Allí conoció a la Reina Islanzadí, y al enigmático cuervo Blagden, que dió varios ripios sobre el pasado y el futuro de Eragon. Eragon se sorprendió al enterarse que Arya era la hija de Islanzadí, y por ende, una princesa.

El entrenamiento de un Jinete

El entrenamiento de Eragon empezó casi de inmediato. Su maestro fue un antiguo Jinete de Dragón élfico, llamado Oromis. Las lecciones de Eragon con Oromis fueron frustrantes al principio, pero gradualmente, Eragon aprendió lo que significa ser un verdadero Jinete, guiado por sus principios y haciendo desiciones responsables, llegó a enteder que su "entrenamiento" duraría toda su vida. Aprendió, entre otras cosas, historia, arte y política, su conocimiento de la magia y del Idioma Antiguo se expandieron enormemente y además aprendió más acerca de los Ra'zac, con quienes tenía cuentas pendientes todavía.

Para su horror, descubrió, gracias a Oromis, que había maldecido a Elva, en lugar de haberla bendecido por un error en su mensaje. Accidentalmente, dijo: "Que la suerte y la felicidad te acompañen y que te conviertas en protector de la desgracia", condenándola a sufrir constantemente los dolores de los demás. Eragon decidió revocar el hechizo en cuanto pudiera.

El entrenamiento de Eragon también ayudóa sus habilidades para la lucha. Él desarrollo una intensa rivalidad con un elfo llamado Vanir, y su mutuo descontento fue un factor en sus sesiones de entrenamiento. Eragon fue vencido varias veces, a veces sufriendo dolor por la cicatriz en su espalda.

Tutelado por Oromis, Eragon compuso un poema para presentarlo en la Celebración del Juramento de Sangre, una tradición élfica para conmemorar el pacto entre los elfos y los dragones. Durante las festividades, Eragon fue finalmente curado de su herida, como un regalo mágico de parte de los dragones y obtiene las características y habilidades de un elfo, con lo que su entrenamiento se vuelve más sencillo y hasta logra derrotar a Vanir (con quien se reconcilia), pero su relación con Arya se tensa, pues él se acerca y la mira de una forma considerada como "indesada" por los elfos durante la celebración del Juramento de sangre, aunque a la larga vuelve su relación con Saphira más estrecha, pues Saphira también es rechazada por Glaedr.

Los Llanos Ardientes

Después de oír que Galbatorix estaba juntando su ejército para atacar a los Vardenos en Surda, Eragon y Orik salieron de Ellesméra y volaron al sur en Saphira. Ellos se reunieron con las fuerzas combinadas de Surda y de los Vardenos en Los Llanos Ardientes

Ayudado por sus recién aprendidas habilidades, Eragon mantuvo la batalla a favor de los Vardenos. Inesperadamente, otro Jinete apareció, montado en un dragón rojo que mató al rey enano Hrothgar, Eragon furioso arremetió contra el jinete, pero no pudo hacer mucho. Cansado por la batalla, Eragon fue vencido fácilmente y llevado a tierra firme con Saphira, aunque había logrado herir al dragón contrario mientras bajaba. Él y su opponente lucharon. Eragon reconoció la manera de pelear de su oponente, que era como la de Murtagh. Eragon logró arrancarle el yelmo a su oponente, revelando a Murtagh, de quien se presumía muerto. Murtagh reveló que fue llevado a Urû'baen por los Gemelos, y, cuando el dragón rojo, Espina, había nacido para él, fue forzado a jurar alianza con Galbatorix en el Idioma Antiguo. También reveló que Galbatorix sabía su verdadero nombre, así que Galbatorix era dueño de su cuerpo y alma. Sus órdenes de Galbatorix fueron tratar de capturar a Saphira, pues al ser ella la última dragona femenina en existencia Galbatorix la necesitaba para completar su meta de reconstruir la orden de los Jinetes. Murtagh decidió tener piedad de ellos esta vez, pero tomó a Zar'roc y la reclamó como suya. A su vez, reveló una terrible verdad: Eragon era el hijo menor de Morzan.

Sorprendido por esto, Eragon lo informó a Roran, Nasuada, y Arya. Entonces accedió a ayudar a Roran (quien había llegado en el Ala del Dragón a la batalla junto con algunos habitantes de Carvahall) a rescatar a Katrina, que estaba en las manos de los Ra'zac.

Rescate de Katrina

—Por nuestro padre. Por nuestra casa. Por Carvahall. Por Brom... He conseguido vengarme. Púdrete,Ra'zac.

Eragon a un Ra'zac en Brisingr

Despues de la batalla de los Llanos Ardientes Eragon, Saphira y Roran viajan a Dras leona para rescatar a Katrina y matar a los Ra`zac. Cuando llegan a la morada de los Ra'zac caen en una emboscada desventajosa para ellos, pero con suerte Eragon mata a uno de los Lethrblaka y los hacen retroceder. Mientras Saphira pelea con el Lethrblaka que resta sobre el lago Leona, Roran y Eragon van en busca de los Ra'zac dentro de la guarida pero caen otra vez en una emboscada, Roran mata a uno de los Ra'zac y encuentra el calabozo donde estan Katrina y encuentra que Sloan sigue vivo, pero le arrancaron los ojos.

Eragon decide quedarse en la guarida a buscar al otro Ra'zac mientras Saphira se va con Roran y Katrina al campamento de los vardenos. Cuando Eragon termina con el ultimo Ra'zac interroga a Sloan, durante el proceso logra averiguar el nombre verdadero del carnicero y como ve que no está arrepentido de sus acciones decide como castigo lanzarle un hechizo usando su nombre verdadero para que vaya hasta Du Weldenvarden, donde nunca más podrá ver o comunicarse por cualquier medio con su hija Katrina, Roran o su descendencia.

Recorrido por Alagaësia

Una vez terminó con Sloan Eragon se marchó a pie hacia los vardenos, durante el camino llega a una antigua torre élfica donde conoce a un misterioso sujeto llamado Tenga, quien le habla de una búsqueda en la que está, Eragon se va y llega a un pueblo, donde se encuentra con Arya (quien había ido a buscarlo apenas Saphira le dijo que Eragon se había quedado en el Helgrind), ellos continúan su viaje hacia los vardenos, durante ese viaje Eragon logra enmendar parte de lo que hizo en el Agaetí Blodhren y su relación con Arya se vuelve más cercana. Cuando llegan con los vardenos Saphira y Eragon se reencuentran muy felices.

Batalla de los muertos sonrientes

Cuando Eragon volvió con los vardenos, Roran le pide que oficie su boda pues quería que a Katrina y él los casara un jinete, el aceptó y la boda se iba a realizar unos días después, pero unas horas antes Murtagh y Espina comandando un ejército de soldados hechizados por Galbatorix para que no sintieran dolor atacaron a los vardenos, Eragon y Saphira se les enfrentaron junto con Arya y los doce hechiceros enviados por Islanzadí, juntos lograron ganarle a Murtagh por poco. Los muertos sonrientes causaron grandes bajas entre los vardenos, pero por insistencia de Nasuada la boda de Roran y Katrina se realizó unas horas después, Eragon y Saphira los casaron y Eragon le dio su caballo Nieve de Fuego a Roran. Después fue a ver a Elva para reducir la gravedad de su maldición, aunque no la pudo eliminar del todo logró hacer que ella pudiera elegir si ayudar o no, el problema fue que ahora Elva decidió no ayudar más a los vardenos, por lo que Eragon recibió una buena bofetada por parte de Ángela.

Misión en Tronjheim

Unos días después de la boda Nasuada le asignó una misión a Eragon; aprovechando su posición como miembro adoptivo del clan enano Ingeitum debía ir a Tronjheim como embajador de los vardenos, para asegurar la elección de un rey enano que ayudara a los vardenos en la guerra contra Galbatorix, pero para evitar ataques de Galbatorix si se enteraba que Eragon no estaba entre los vardenos Saphira debía quedarse en el campamento y lo que haría sería hacer vuelos de vigilancia con un Eragon falso hecho con magia. Eragon aceptó, pero con la condición que Saphira fuera a Farthen Dur cuando el nuevo rey fuera elegido, y luego ellos volverían a Du Weldenvarden para preguntarles a sus maestros si sabían la razón por la que Murtagh y Espina ganaban poder cada vez que peleaban con ellos. Nasuada aceptó y Eragon se marchó al día siguiente a Tronjheim. Cuando llegó al sitio donde se encontraría con Orik, se sorprendió al saber que su amigo había sido nombrado jefe del clan Ingeitum y por lo tanto podía ser candidato a rey. Orik le hizo prometer a Eragon que lo apoyaría las decisiones que tomara como jefe del clan, ya fuera que el se nominara para la elección del rey o que apoyara a otro jefe que simpatizara con la causa de los vardenos, el joven se lo prometió. Por la seguridad de Eragon durante su estancia en Tronjheim Orik le asignó una escolta, debido a que los Az Swelden Rak Anhuin podrían aprovechar la ausencia de Saphira para atacarlo.

Eragon formó parte de los acompañantes que Orik podía llevar a los debates entre los jefes de clan, un día en que las reuniones no progresaban mucho Eragon fue a explorar Tronjheim, cuando el y su escolta fueron acorralados por enanos mercenarios pagados por el Az Swelden Rak Anhuin, durante la refriega uno de los guardaespaldas de Eragon fue asesinado, el muchacho sin opciones de escapar tuvo que romper una de las lámparas sin llama de los enanos, que voló en una explosión mágica e hizo que los asesinos huyeran. Al final el clan Ingeitum logró rastrear a los asesinos hasta llegar a quien los había contratado; el jefe del clan de las lágrimas de Anhuin y presentó las pruebas al resto del consejo, como castigo por lo que hizo el jefe el consejo decidió que el clan Az Swelden Rak Anhuin sería desterrado e ignorado por los otros hasta que no destituyeran a su jefe y nombraran otro que no fuera tan violento. Después de la expulsión Eragon estuvo con Orik cuando el pidió que iniciaran las elecciones para Rey y celebró junto con todo el Clan Ingeitum cuando su amigo fue nombrado Rey de los Enanos. El inmediatamente llamó a Saphira para que llegara a Tronjheim, pues ella debía reparar e Zafiro Estrellado.

El día de la coronación de Orik, Eragon y Saphira vieron cómo Helzvog confirmaba que Orik sería un buen rey, a la hora de rendirle sus respetos en nombre de él, Nasuada y los Vardenos le obsequió un anillo que cubrió con muchos hechizos de protección. Luego vio como Saphira reparó con su magia inexplicable la Isidar Mithrim. Unos días después partieron para Du Weldenvarden para encontrarse con Oromis.

De vuelta en Du Weldenvarden

Cuando Eragon vuelve a Du Weldenvarden para completar su entrenamiento reclama a Oromis por qué no le había dicho que Morzan era su padre y éste le dice que Brom es su padre y no Morzan, es entonces que le cuenta toda la historia de Brom, desde sus primeros días como jinete hasta su etapa como fundador de los vardenos y pesadilla de los apóstatas y el encuentro con la madre de Eragon, Selena , luego de oír la historia se sorprende cuando Saphira le dijo que Brom había dejado un mensaje para él mientras había estado inconsciente después de la emboscada de los úrgalos, cuando vio el mensaje que le había dejado Brom Eragon se sintió mucho mejor, entonces Oromis le da el Fairth que Brom había hecho de Selena.

Una vez zanjado ese asunto, Eragon fue con Rhunön a pedirle una espada para substituir a Zar'roc, ella se resiste, pero Eragon la convence cuando le dice que la espada que forje podría ser la que acabe con Galbatorix, la herrera le dice que aunque encuentre una forma de evadir su juramento se necesita un metal especial para hacer una espada de jinete de dragon que no ha encontrado en años.

Eragon entonces recuerda el consejo que le dio Solembum, va con Saphira al arbol Menoa y le pide que haga salir el metal que esta en el fondo de sus raices, pero el arbol no los escucha y Saphira en un ataque de enojo quema una de las raices del arbol causando que el árbol se defienda con furia. Eragon trata de convencer al arbol menoa de que les de el metal y los deje ir. El arbol al aceptar saca el metal la superficie a cambio que Eragon le haga un favor que no especifica, y así Eragon le entrega el metal a Rhunön.

El plan de Rhünon para evadir su juramento era usar a Eragon con un hechizo para controlar sus movimientos y así no ser parte directa del proceso de forjado de la espada, su plan funciona y entrega una espada nueva a Eragon, quien la nombra Brisingr, la espada al oír este nombre prendió en llamas inexplicablente, de acuerdo con Rhünon es la mejor espada que ha creado.

Cuando vuelven con Oromis y Glaedr los ven listos para una batalla. Oromis le cuenta que dejará el bosque e irá con el ejercito elfo para conquistar Gil'ead y Glaedr les habla a Eragon y Saphira acerca del Eldunarí y cómo esta parte de los Dragones es la clave del poder de Galbatorix, el anciano dragón le da a Eragon y a Saphira su corazon de corazones para mantenerlo seguro en caso que no sobrevivan a la batalla, pues Eragon y Saphira necesitarían toda la ayuda y consejo posibles. Desde ahí van al linde del bosque volando, Eragon y Saphira van con los vardenos, Oromis y Glaedr van a Gil'ead.

Asedio de Feinster

Eragon y Saphira llegaron justo cuando los vardenos estaban realizando un ataque sorpresa a la ciudad y ayudaron a Arya y a Blodgarm a abrir las puertas pues habían sido reforzadas con magia para que no fueran atravesadas por ariete u otros medios, una vez abierta el y Saphira continuaron entre los soldados de la ciudadela hacia la torre de homenaje donde estaba Lady Loreana. Allí Eragon usó por primera vez el poder de su nueva espada, abriendo la reja y puertas protegidas con encantamientos con relativa facilidad. Una vez en el patio de la torre entró con Arya y Saphira para capturar a Lady Loreana. Durante el trayecto observó junto con Saphira cómo Glaedr y Oromis se iban a enfrentar contra Murtagh y Espina.

Cuando llegaron al salón donde estaba Loreana vieron cómo tres hechiceros intentaban convertir a otro en un Sombra, Eragon, Saphira y Arya empezaron a atacar las defensas de los magos uno a uno para matarlos. Lograron matar a dos antes que los espíritus que habían invocado llegaran, pero antes que continuaran con la tercera hechicera los recuerdos de Glaedr los invadieron otra vez a el y a Saphira, viendo cómo Galbatorix poseía a Murtagh y asesinaba a Oromis y Glaedr. Cuando Eragon se recuperó pudo ver que ya era tarde, se había formado un nuevo sombra de nombre Varaugh, el sombra atacó las mentes de Eragon, Saphira y Arya. Los tres hicieron un enorme esfuerzo para evitar el ataque mental del sombra y mientras lo distraían Arya lo mató, los vardenos obtuvieron la victoria, pero tenía un sabor amargo porque Oromis y Glaedr había muerto. Después que Lady Loreana se rindiera, Eragon le contó lo que había pasado a Nasuada y Arya.

Batalla de Belatona

Eragon y Saphira lideraron el frente vardeno, mientras buscaban la forma de tomar la torre donde estaba el gobernador de la ciudad uno de los caballeros del gobernador atacó a Saphira con la Dauthdaert Du Niernen pero los elfos logaron detenerlo antes que la lanza hiriera gravemente a Saphira, mientras los elfos la curaban Eragon continuó abriéndose paso hacia la torre de homenaje, y vio cuando parte de la torre se derrumbaba encima de Roran. Eragon entonces corre para rescatarlo. Después que lo encontró con vida, Eragon, Arya y Roran fueron a capturar a Lord Brayburn, después que Brayburn se rindiera oyeron la llegada de los hombres gato.

Camino a Dras-Leona

Eragon estuvo junto con Nasuada cuando Grimr media zarpa se reunió con ella para hablar de la alianza con los hombres gato. Esa noche Elain entró en labores de parto y Eragon estuvo junto con los hombres de Carvahall afuera de su tienda esperando. Cuando se enteró que la bebé tenía labio leporino decidió que la curaría, se la llevó a su tienda y con la ayuda de Saphira pasaron 24 horas realizando un hechizo ya que debido a que la bebe había nacido sin el labio, entonces debía crearlo desde cero. Esto lo dejó muy agotado, pero ganó el respeto de los vardenos (en especial de los hechiceros elfos, pues los niños son muy importantes para ellos), además del de Elva, quien estuvo vigilándolo de cerca para evitar que cometiera un error al ayudar a un bebé (otra vez).

Los días pasaron mientras iban en marcha hacia Dras-Leona, Eragon pidió a Arya que le ayudara con su entrenamiento con la espada, pues sentía que perdía práctica al pelear con los soldados, Arya lo venció varias veces porque conocía los movimientos del muchacho. Durante su entrenamiento Glaedr salió del duelo por la pérdida de Oromis y le empezó a ayudar con el combate, tanto de espada como mentales.

Batalla de Dras-Leona

Cuando llegaron a las puertas de Dras-Leona, vieron como Murtagh y Espina anunciaban que eran los protectores de la ciudad. Los días pasaban mientras encontraban una forma de poder entrar sin que Eragon o Saphira fuera a una batalla contra Murtagh y Espina que iban a perder, para fortuna de todos, Jeod halló registros sobre un túnel bajo la ciudad. Eragon entonces decidió ir con un grupo pequeño para buscar y pasar por el túnel para abrir las puertas de la ciudad, mientras Saphira y algunos de los hechiceros elfos distraían a Murtagh y Espina.

Eragon junto con Arya, Wyrden, Angela y Solembum lograron encontrar el túnel y lo siguieron hasta llegar a una serie de mazmorras ubicadas bajo la catedral del Helgrind, allí el grupo fue emboscado por los sacerdotes del Helgrind, quienes mataron a Wyrden.

Eragon y Arya fueron encadenados en una sala donde habían unas gemas que absorbían sus habilidades para hacer magia. Allí el Sacerdote principal del Helgrind les dijo que a pesar que Galbatorix había ordenado que capturaran a Eragon con vida ellos iban a convertirlo en un sacrificio para los Ra'zac que nacerían en ese momento. Para su fortuna Angela y Solembum llegaron, desatándolos y matando a los Ra'zac apenas rompieron el cascarón. Ellos continuaron en busca de una salida de la catedral, mientras buscaban las armas de Eragon y Arya. Cuando Ángela mató al sumo sacerdote del Helgrind Eragon recuperó a Brisingr, pero no el cinturón de Beloth el Sabio.

Cuando Eragon y Arya llegaron a la puerta principal de Dras-Leona, hallaron que estaba protegida por una barricada y cientos de soldados, como Eragon y Arya no podían haber pasado por allí Eragon decidió usar la energía contenida en Aren, era tal la cantidad de energía que hizo volar las puertas y el muro, además de enterrar a Murtagh y Espina en una pila de escombros. Viéndose derrotados Murtagh y Espina se retiraron y con ello los vardenos tomaron la ciudad.

Secuestro de Nasuada

Después que tomaran Dras-Leona, Eragon pidió a Nasuada que proscribiera la esclavitud en la ciudad, ella se lo dio y Eragon fue a liberar a todos los esclavos de la ciudad. Asisitió al funeral de Wyrden, reprendió a Elva por no ayudarlos y después bebió con Arya licor élfico, en ese momento Murtagh y Espina con un grupo de soldados atacaron el campamento vardeno, Eragon, Saphira y Arya se abrieron paso hacia el pabellón de Nasuada pero llegaron tarde pues Murtagh ya había entrado en la tienda y secuestrado a Nasuada. Con ayuda de Glaedr Eragon, Saphira y Arya los persiguieron, pero Espina logró esquivar sus ataques.

Viaje a Vroengard

Después del secuestro de Nasuada, Arya organizó una reunión en el pabellón de Orik para decidir quién sería el líder de los vardenos, a pesar de las objeciones del rey Orrin Eragon fue elegido como líder de los vardenos, debido a que todos lo seguirían y porque Nasuada lo había nombrado su sucesor en caso que le pasara algo. Al verse en esa posición y saber que no tenía el poder para enfrentarse a Galbatorix Eragon buscó desesperadamente una opción, fue cuando halló en el Domia Abr Wyrda (con la ayuda de Solembum) una pista con respecto a la Roca de Kuthian, aparentemente se ubicaba en Vroengard y por alguna razón cada vez que lo mencionaba a alguien a esa persona se le olvidaba en un rato. Intrigados, Eragon, Saphira y Glaedr se dirigieron a Vroengard.

Durante el viaje tuvieron que atravesar una poderosa tormenta en el mar, Eragon tuvo que colocar hechizos para evitar que el, Saphira y Glaedr se congelaran, además de uno que renovara el aire respirable. Debido a la velocidad que alcanzó Saphira por los vientos fueron capaces de ascender mucho más alto que las Beor, donde pudieron ver las estrellas con claridad y darse cuenta, sorprendidos que su mundo era redondo y no plano como creían saber.

Después de descansar un poco, Eragon, Saphira y Glaedr se dirigieron a la Roca de Kuthian, donde descubrieron que para poder entrar debían decir su nombre verdadero. Eragon y Saphira pasaron varios días buscándolo, después de reflexionar mucho los dos lograron encontrar su nombre verdadero. Al decir sus nombres ante la roca ésta reveló una puerta oculta que conducía a una cámara a varios kilómetros bajo la isla. Allí se encontraron con una criatura llamada Cuaroc y los eldunarís de muchos dragones, quienes les hablaron acerca de la Cripta de las almas, el último esfuerzo de los dragones para oponerse a Galbatorix y mantener viva su especie, además que fueron ellos los que intervinieron en el recorrido del huevo de Saphira, quienes le mostraron a Arya oculta en Gil'lead, quienes dejaron el mensaje sobre la cripta a los hombres gato y los que intervinieron en el hechizo para aumentar las habilidades de Eragon. Ellos se fueron con él (dejando atrás a unos para que vigilaran la cripta y los huevos que había) hacia Uru'baen, donde ya estaba el ejército vardeno.

Batalla de Uru'baen

Cuando Eragon llegó al campamento, lo que hizo fue pedir a Blodgarm que reuniera a Roran, Arya, Orik, Islanzadí, Jormundur y Orrin en un sitio cercano. Una vez reunidos Eragon les reveló el secreto de los eldunarís y trazó el plan de ataque de los vardenos; atacarían antes del amanecer de forma sorpresiva, mientras los hechiceros del ejército elfo hacían otra copia de Eragon y Saphira para engañar a Murtagh y Espina mientras los verdaderos junto con Arya, Elva, Blodgarm y la guardia de hechiceros entrarían sigilosamente al castillo.

El plan tuvo éxito, ellos lograron entrar al castillo aunque debido a los hechizos que había puesto Galbatorix no pudieron mantener el hechizo de invisibilidad dentro de la ciudad.

Después de pasar las trampas llegaron al salón del trono, antes de entrar Blodgarm y los hechiceros elfos fueron atrapados y llevados a otro lugar. Cuando llegaron ante Galbatorix, este les dijo que todo lo que hacía era inútil, pues ya había averiguado el nombre del idioma antiguo, Eragon se dio cuenta que eso era lo que quería decirle el Ra'zac antes de morir. Junto con los eldunarís intentó atacarlo, pero el rey había traido dos niños para usarlos como escudos. Cuando llegaron Murtagh y Espina, Galbatorix los hizo enfrentarse a duelo, y se sorprendió bastante cuando se dio cuenta que Eragon era hijo de Brom, por lo tanto el y Murtagh eran medios hermanos.

Durante el duelo, Eragon se dio cuenta que Murtagh luchaba con mucha intensidad, para poder ganarle puso en práctica los consejos de Glaedr de observar a su oponente, con esto logró atravesar el vientre de Murtagh, aunque él también salió herido. Murtagh le dijo entonces en susurros que le iba a ayudar, a Eragon apenas le dio tiempo para ponerse en guardia cuando Murtagh usó el nombre del idioma antiguo para romper gran parte de las defensas de Galbatorix, pero el rey dejó inconsciente a Murtagh y detuvo a todos con un hechizo, pues tenía muchas defensas. Furioso, el rey se dirigió a Eragon para subyugar su mente, y mientras lo atacaba Eragon decidió que si iba a ser su sirviente Galbatorix debía entender el daño que le hacía a los demás, de forma instintiva usó magia no verbal, y junto con los eldunarís y Saphira crearon un hechizo en el que Galbatorix vería todas las consecuencias de sus actos desde el día en que nació. Eragon entonces pudo con habilidad esquivar los ataques de Galbatorix, quien le ordenaba que le quitara el hechizo, como Eragon se negaba pasó a suplicar. Finalmente Eragon logró atravesar el vientre de Galbatorix con Brisingr, entonces Galbatorix, desesperado, usó el hechizo suicida para crear una enorme explosión. Eragon logró en el último minuto usar la energía de los eldunarís para crear un hechizo que protegiera a todos los que estaban en el salón del trono de la explosión (incluyendo a Murtagh, Espina, Nasuada y los niños).

Después de la Guerra

Una vez salieron del castillo (que estaba por derrumbarse) Eragon vio como Murtagh y Espina se marchaban, ellos los siguieron hasta un recodo del río Ramr, allí supo que Murtagh debía irse, pues el y Espina debían sanar de lo que habían sufrido. Eragon le contó acerca del contenido de la cripta de las almas y que el y Saphira debían encontrar un lugar seguro para los huevos. Luego se despidió de su hermano y junto con Saphira lo vio partir a él y a Espina.

Cuando volvieron a Uru'baen Eragon se dedicó a reconstruir las defensas de la ciudad, así como ayudar a limpiar la ciudad y evacuar a todos fuera de la ciudad, pues debido a las toxinas liberadas con la explosión muchas personas empezaron a enfermarse. En la tarde fue a una reunión donde decidirían quién se haría cargo del trono del reino de los humanos, pues era necesario que alguien tomara el poder. Para su sorpresa se dio cuenta que él era un candidato, pero lo rechazó pues sabía que no estaba listo para tal responsabilidad, además que otro jinete no sería lo adecuado. Eragon le dio su apoyo a Nasuada, y se alegró cuando ella fue nombrada reina.

Los siguientes meses Eragon y Saphira tuvieron mucho que hacer, Nasuada los envió a varias ciudades a que usara el nombre del idioma antiguo para eliminar cualquier hechizo hecho por Galbatorix en las estructuras y en las personas, cuando fueron a Teirm tuvieron que intervenir pues el gobernador deseaba convertir la ciudad en un estado independiente. Eragon se dividía en las misiones a las que lo enviaba Nasuada con Saphira, ayudar a Blodgarm y los hechiceros elfos (quienes habían dejado de ser su guardia) a ayudar a los eldunarís que sacaron del palacio de Galbatorix, además de continuar con la exploración y limpieza del castillo, donde encontraron muchos artefactos misteriosos, también ayudaba a Jeod a organizar todos los escritos y libros que estaban en la biblioteca de Galbatorix, durante ese tiempo Eragon le contó su historia a Jeod, al que le dio permiso para que incluyeran lo que le contó en el Domia Abr Wyrda. Durante ese tiempo el y Saphira pensaban acerca del sitio donde criarían a los dragones y entrenarían a los jinetes, finalmente se dio cuenta que el mejor sitio para criar a los dragones sería fuera de Alagaesia.

Seis meses después de la caída del Imperio Eragon recibió una carta de Arya, ella le dijo que la esperara cerca del río Ramr para reunirse. El día de la reunión Eragon y Saphira se sorprendieron al ver a Arya montando un dragón verde, allí se enteró que la elfa no solo era jinete, sino que la habían nombrado reina en sucesión de Islanzadí.

Después de la celebración que hizo Nasuada en honor a Arya, Eragon partió junto con Saphira hacia Vroengard, en busca de los huevos y los eldunarís que quedaban en la cripta de las almas, antes de llegar paso a las tierras de los úrgalos en las vertebradas, donde les propuso una forma de evitar que los jóvenes tuvieran que causar problemas para probar su fuerza con unas competencias, además les propuso incluir a los úrgalos y a los enanos en el pacto (antes de irse de Ilrea había hablado con Orik al respecto). Ambas especies aceptaron.

Después de abandonar Vroengard Eragon y Saphira se dirigieron a Ellesmera, allí los esperaban Roran, Katrina, Ismira y Arya para quedarse mientras Blodgarm y varios elfos llevaban los eldunarís al puerto donde partirían hacia el este. Durante unas semanas Eragon pasó investigando para modificar el juramento de los jinetes. Una vez lo tuvo listo, usó el poder de Saphira y los eldunarís para modificar el juramento, incluyendo a enanos y úrgalos, durante la celebración que hizo Arya después, Eragon encontró a Sloan y le devolvió la vista, además le cambió la maldición para que pudiera ver a Katrina y a Ismira pero no acercarse o comunicarse con ellas, con Roran o cualquier descendiente suyo.

A la mañana siguiente partieron hacia el puerto donde estaba la nave que llevaría a Eragon y Saphira hacia el este, cuando llegaron a Hedarth, se sorprendió al ver a Orik esperándolo para despedirlo con un banquete, luego de despedirse de su amigo fue con Saphira, Arya, Fírnen y Roran hasta donde estaba el barco. Allí vio cómo el sueño que había tenido meses atrás se hacía realidad; 2 personas subían a un barco mientras un tercero los veía partir y lanzaba un grito de angustia. Una vez en el barco le ruega a Arya que se quede con él hasta la curva del río, cuando ella se va en Fírnen tanto Eragon como Saphira quedan tristes, pero expectantes de lo que les esperaba más allá de Alagaësia.

Conexiones con la vida real

Star Wars

Eragon es similar en muchos aspectos a Luke Skywalker: se le da la responsabilidad de continuar el legado de una antigua orden (en el caso de Eragon, los Jinetes de Dragón; en el caso de Luke, los Jedi), y se convierte en el primero de esa generación, en esa orden. Él es entrenado por miembros antiguos de la orden (Brom y Oromis comparados con Obi-Wan Kenobi y Yoda).

Otros

Precedido por Posición Sucedido por
Brom Dueño de Zar'roc Murtagh


Precedido por Posición Sucedido por
Vrael Líder de los Jinetes de Dragón Desconocido


Precedido por Posición Sucedido por
Los Gemelos Líder de el Du Vrangr Gata Trianna
Precedido por Posición Sucedido por
Brom Dueño de Nieve de Fuego Roran


Precedido por Posición Sucedido por
Nadie Dueño de Brisingr Desconocido

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar