FANDOM


Inheritance Icon
BRera
ELDESTera
ERAGONera
Spoilers

[[Archivo:‎‎

Galbatorix - Libro

Galbatorix

|250px]]
Galbatorix
Información Biográfica
Nacimiento Desconocido
Edad +180 años
Características Físicas
Especie Humano
Género Masculino
Color de Cabello Negro
Color de Ojos Negros
Características Políticas y Cronológicas
Dragón Jarnunvosk (asesinado)

Shruikan (Robado) (asesinado)

Afiliación Jinetes de Dragón (anteriormente)

Apóstatas El Imperio

Maestros Conocidos Ancianos Jinetes

Durza

Otros
Actor de la Película John Malcovich

Galbatorix fue el Rey de los habitantes humanos de Alagaësia y su reino fue conocido como El Imperio. Se volvió loco por la muerte de su dragona y en venganza destruyó la Orden de jinetes, luego fundó el Imperio al conquistar terrenos Humanos, Elfos, Enanos y Úrgalos. Es el principal antagonista del Ciclo El Legado.

Apariencia

Tenía una piel apenas bronceada y fina, ojos negros con unas pupilas grandes que casi no dejaban espacio para la parte blanca del ojo, cabello negro, bigote y barba bien afeitados, su boca era ancha y fina. La cara era larga y delgada, cejas gruesas y nariz afilada. Era alto con hombros anchos y una cintura fina. Por su aspecto general parecía como de cuarenta años. Tenía un acento que sugería que el idioma en la época en la que nació era diferente al que se hablaba en la época actual, de acuerdo con Nasuada, la voz de Galbatorix la desearía cualquier bardo o juglar pues era hermosa. Vestía una armadura negra, con una capa negra y guantes hechos con un ala de Belgabad

Personalidad

Desde que era un joven aprendiz, Galbatorix era una persona orgullosa y temeraria, cosa que se agudizó cuando demostró su superioridad en comparación a sus compañeros durante su formación como jinete. Esa arrogancia fue señal de peligro para algunos jinetes, pero esta señal fue ignorada.

Su temeridad y orgullo fue lo que causó la muerte de su Dragona y dos de sus compañeros, pues pensaron que con el poder que tenían como recién graduados era suficiente como para adentrarse en el territorio de los Úrgalos a pesar que no sabían como hacer hechizos curativos. La muerte de Jarnunvösk causó que Galbatorix se volviera loco por la pérdida, eso se incremento cuando el consejo le negó otro dragón y la desesperación sentida hizo que deformara todo para culpar a la Orden de los Jinetes por la muerte de su dragona.

Galbatorix puede llegar a ser una persona muy obsesiva cuando se propone algo, pues cuando pensó que si volvía con los jinetes le darían otro dragón fue capaz de cruzar las vertebradas sin comer o dormir. Otros ejemplos pueden ser que pasó gran parte de su reinado encerrado en su castillo, ya fuera subyugando a los eldunarís o intentando encontrar el Nombre Verdadero.

Se le puede considerar un genio para la actuación y la manipulación, siendo capaz de ocultar sus intenciones a los demás jinetes cuando se recuperó, muchas veces para lograr sus objetivos muestra primero un lado amable, gentil y culto, alguien carismático cuyo objetivo es únicamente el bien de toda Alagaesia. Este rasgo casi convence a Murtagh durante sus primeros encuentros con Galbatorix. Pero cuando se le niega lo que quiere y se rechaza lo que él ofrece se revela su verdadera naturaleza y su locura, ésta faceta es impaciente, volátil, cruel hasta lo sádico y sin ninguna piedad o misericordia. Ejemplo de ello puede ser cuando exigió otro dragón y se le negó, cuando se enteró de la muerte de los Ra'zac (asesinó brutalmente a cinco de sus sirvientes para calmar su frustración) o cuando se enteró que una parte de su ejército fue derrotado cerca de ordenó a Murtagh que llevara varios hombres para que masacraran la ciudad de Cantos, pues se sospechaba que albergaba a algunos de los rebeldes que lo hicieron.

Otro rasgo importante es su personalidad controladora y posesiva. Un ejemplo de ello es cuando nombró al dragón que robó Shruikan (los dragones con jinete escogen sus nombres, a Shruikan hasta se le quitó eso), también se ve cuando Galbatorix habla de su plan de "regular" a todos los magos usando El Nombre del idioma antiguo, otro ejemplo es que Murtagh le cuenta a Nasuada que "no puede atarse los zapatos sin permiso de Galbatorix", además se ve por la reacción al enterarse del intento de escape de Nasuada; no le enojó que ella se escapara, sino que lo hiciera sin que él se hubiera enterado ni le hubiera dado permiso.  Se desconoce si éste rasgo lo adquirió por la pérdida de su dragona, lo que sí es seguro es que la razón por la que paso varias décadas ocupado en buscar el Nombre del Idioma Antiguo  fue porque buscaba la forma de controlar a todos.

Este rasgo posesivo junto con su crueldad es lo que lo vuelve un experto sin igual en torturar a las personas hasta quebrar sus mentes para conocer su nombre verdadero y convertirlos en esclavos.

Historia

Vida temprana

Galbatorix nació en la provincia de Inzilbét, era uno de varios hermanos (se desconoce el destino de ellos y de su familia. Cuando tenía diez él y otros niños de su edad hicieron varias pruebas, entre ellas ser presentados ante huevos de dragón y entonces Jarnunvösk eligió a Galbatorix. Con esto fue aceptado en la orden.

Orden de los Jinetes

Una vez en la orden, Galbatorix mostró ser un prodigio del combate y la gramaticia, superando por mucho a compañeros de su misma edad, lo que lo llenó de orgullo y arrogancia. Muchos jinetes vieron ésto como una mala señal, pero decidieron ignorarlo.

Locura

Una vez Galbatorix y Jarnunvösk se graduaron como jinetes de dragón (cuando Galbatorix tenía 19 años), ellos y otros compañeros jinetes se marcharon al norte de las Vertebradas, pensando que sus habilidades los protegerían. Volaron hasta el territorio de los Úrgalos, donde una noche fueron emboscados en un glaciar. Todos fueron asesinados con excepción de Galbatorix y Jarnunvösk, quienes lograron dar muerte a los atacantes, pero en la confusión una flecha atravesó el corazón de la dragona, y como Galbatorix no sabía acerca de hechizos curativos la dragona murió en sus brazos.

Galbatorix, enloquecido por el dolor de la pérdida y sin gran parte de sus poderes vagó por los páramos desolados en busca de la muerte, para ello se lanzaba de forma desesperada contra cualquiera que se encontrara, pero no pasó mucho tiempo para que Úrgalos y otras criaturas empezaran a huir de su presencia. Se cree que en ese momento se encontró con Durza, con el que se asoció, el sombra lo empezó a instruir en magia negra y Galbatorix lo ayudó a mantener el control de los espíritus que lo poseían.

Pasado un tiempo Galbatorix pensó que tal vez los jinetes le podrían dar otro dragón, así que se puso en camino al sur atravesando las vertebradas, cosa que casi le cuesta la vida, un granjero lo encontró en el lodo y notificó a los jinetes que se lo llevaron. Después de dormir por 4 días, Galbatorix exigió al consejo un nuevo Dragón. Pero Oromis y Glaedr, al ver la locura reflejada en Galbatorix convencieron al resto de negar la petición que hacía.

Ésto fue lo que terminó de enloquecer a Galbatorix, pues como no fue accedida su demanda empezó a analizar todo lo que había pasado desde una vista retorcida, para finalmente echarle la culpa a los jinetes por la muerte de Jarnunvösk. Con eso en la mente, empezó a planificar su venganza.

Caída de los Jinetes

En secreto, Galbatorix empezó a usar lo que aprendió de Durza y a aprovecharse de la bondad y compasión de un jinete para manipularlo contra un jinete anciano, le tendieron una emboscada y lo mataron. Una vez hecho ésto, se volvió contra su aliado, lo mató junto con su dragón pero antes lo torturó para quitarle el eldunarí al dragón. Poco después los jinetes lo encontraron con las manos manchadas de sangre, Galbatorix dando un alarido y huyó a tierras desoladas en las que se escondió junto con el eldunarí para subyugarlo. Con los años dejaron de buscarlo.

Tiempo después encontró un joven jinete fuerte de cuerpo pero débil de mente llamado Morzan, Galbatorix lo convenció a el y a su dragón para que dejara una de las puertas de Ilirea abierta, por la que entró para secuestrar un polluelo de dragón recién nacido después de matar a su jinente.

Se fue con este dragón y Morzan a un sitio maligno donde los jinetes no entraban, allí (presumiblemente con ayuda de Durza) forzaron un vínculo profano entre Galbatorix y el dragón, al que Galbatorix nombró Shruikan, mientras el dragón alcanzaba la madurez le enseñó a Morzan artes oscuras y prohibidas; cuando estuvieron listos salieron de su escondite, mataron a todo jinete que se encontraba en su camino y extrajeron de cada dragón su eldunarí. A ellos se les unieron otros 12 jinetes, en busca de poder y venganza por supuestas injusticias, junto con Morzan y su dragon se volvieron los 13 apóstatas. Destaca que Galbatorix persiguió y mató personalmente a todos sus maestros además de arrasar el sitio donde nació. El otro objetivo aparte de la venganza era tomar y subyugar los eldunarís de todos los dragones que pudiera.

Cuando tuvo poder suficiente marchó con sus apóstatas a Vroengard para tomar todos los eldunarís que habían allí guardados (cosa que no logró en su totalidad pues antes que llegara los dragones que quedaban usaron dos hechizos no verbales, uno fue el Destierro de los nombres y otro fue el hechizo para crear y guardar la Cripta de las Almas) cuando llegó se enfrentó a Vrael en la Batalla de Dorú Areaba, donde Thuviel usó el Hechizo Suicida para destruir donde se guardaban los huevos de dragón y los eldunarís y volver la isla inhabitable. Galbatorix se enfrentó a Vrael y éste casi le gana, pero en un momento de duda del elfo Galbatorix lo hirió, cosa que forzó a Vraael y a Umaroth a huir a la torre Edoc'sil en el Monte Utgard. Allí Galbatorix lo encontró y se enfrentó a él, pero Galbatorix le dio en la entrepierna y lo decapitó, robó la espada del jinete, Islingr a la que le cambió el nombre a Vrangr. También trató de tomar el eldunarí de Umaroth, pero no pudo ya que su eldunarí estaba en la Cripta de las Almas.

Tiempo después regresó a Vroengard para recoger todo lo que todavía fuera de utilidad, como la Biblioteca de los Jinetes, entre las cosas que se llevó estaban 3 huevos de dragón (no se sabe si él logró encontrar más, pero los destruyó) además de llevarse un ala de Belgabad para confeccionarse una capa y unos guantes. También halló a los Gusanos Barrenadores y se llevó algunos especímenes para usarlos con fines de tortura.

El Imperio

Una vez venció a los jinetes de dragón, Galbatorix y los apóstatas se enfrentaron a los elfos y a los enanos, causando miles de bajas, entre las que destacan Evandar, Rey de los Elfos y padre de Arya. Más adelante, destronó a Angrenost, el gobernante del Reino Humano de Broddring e instaló la capital en la ciudad de Ilirea, renombrándola Urû'baen. De ahí en adelante todo el territorio pasó a llamarse "El Imperio" aunque en algunos papeles continuaban llamandolo "Reino de Broddring".

Durante este tiempo también le empezó a quitar terrenos a los enanos y elfos, obligando a los enanos a replegarse adentro de las Montañas Beor y a los elfos a lo profundo de Du Weldenvarden, pues para la época en que Galbatorix se graduó todavía no lo habían llevado a esos sitios (aunque eso no le impedía ir con los apóstatas a volar sobre las ciudades enanas que estaban en las faldas de las Beor y causar destrucción). En algún momento obligó a los Ra'zac y a los sacerdotes del Helgrind a jurar servirle y se llevó con él casi todos los huevos de Ra'zac. Luego intentó aniquilar a los Úrgalos de una vez, y para siempre, pero gracias a un jefe Úrgalo llamado Tulkha los Úrgalos lograron derrotar a más de la mitad del ejército de Galbatorix, aunque lo que hizo Galbatorix fue atribuir esa pérdida a que las Vertebradas estaban malditas.

Luego de tomar el poder se dedicó cuarenta años a subyugar todos los eldunarís que tomó de los dragones, durante esa época Surda se independizó del imperio, pero Galbatorix decidió no prestarle atención. Cuando todos estuvieron bajo su control, Galbatorix se volcó en restaurar el orden en el imperio, pues se había sumido en el caos, para ello recurrió a una brutal campaña militar para imponer la obediencia por medio del miedo, aunque a veces usaba a Durza, algunos magos, o los Ra'zac cuando quería que un asunto fuera tratado con la mayor discreción posible.

Los Vardenos y Muerte de los Apóstatas

Galbatorix ya había tomado el control, pero un jinete que perdió su dragón en la batalla de Dorú Areaba a manos de Morzan llamado Brom empezó a organizar un movimiento con personas exiliadas, esclavizadas o abusadas por el imperio que se llamó los vardenos, con el tiempo su red de espías empezaron a hacer una resistencia efectiva contra el imperio, logrando acabar con éxito con la vida de 12 de los trece apóstatas (con la ayuda de los eldunarís de la Cripta de las Almas, aunque nadie se diera cuenta), Brom mató a varios de ellos, al final sólo quedó un apóstata vivo: Morzan.

Pasaban los años y Galbatorix no lograba encontrar entre sus sirvientes a alguien que fuera elegido por los dragones de los tres huevos que tenía. Un erudito llamado Jeod logró encontrar en unos manuscritos antiguos un pasaje secreto que llevaba directamente al salón del trono de Galbatorix, donde tenía los tres huevos. Con ésta información los vardenos consiguieron que un ladrón llamado Hefring se introdujera para robar los huevos, él logró entrar (con ayuda de los eldunarís de la Cripta de las Almas)  y robó uno de los huevos, el que contenía a Saphira, pero empezó a sentir que algo o alguien lo controlaba y no le llevó el huevo a los Vardenos. Morzan lo persiguió a Gil'ead donde le quitó el huevo, pero Brom, quien buscaba a Hefring también llegó a Gil'lead, donde se enfrentó a Morzan, mató al primero y último apóstata y se llevó el huevo que contenía a Saphira junto con la espada de MorzanZar'roc. Llevó el huevo de Saphira con los vardenos y luego se escondió por 20 años en Carvahall.

Guerra de los Jinetes

Antes de la Guerra

Cuando Morzan murió, Galbatorix llevó a Murtagh a palacio para vigilarlo, pues sospechaba que él podría ser elegido por alguno de los dragones que quedaban. Cuando Murtagh cumplió los 18 años Galbatorix lo invitó a una cena en sus aposentos, Murtagh aceptó pues no tenía otra opción. Allí Galbatorix usó todas sus habilidades para encantar a Murtagh, hablándole de una utopía, donde todos vivirían bien y serían protegidos por los jinetes. Meses después lo llamó, sólo que estaba en medio de un ataque de ira, ya que los vardenos habían derrotado tres brigadas en el sur, Galbatorix le ordenó a Murtagh que destruyera Cantos, ciudad donde se habían escondido los rebeldes. Murtagh decidió escapar con su maestro Tornac, pero Galbatorix había previsto esto y los emboscó, Tornac murió, pero Murtagh logró escapar, entonces Galbatorix mandó a los Ra'zac por él.

Batalla De Farthen Dur

Tiempo antes que Eragon hallara el huevo de Saphira, los Úrgalos intentaron hacer un trato con Galbatorix; ellos se aliaban con él y a cambio Galbatorix les daba territorios, pero lo que hizo Galbatorix fue ordenar a Durza que hechizara a los líderes guerreros de todas las tribus para forzarlos a trabajar juntos para así tener más soldados, debilitar a los Úrgalos y luego destruirlos por completo (se desconoce si para ese entonces odiaba a los Úrgalos por matar a su dragona o si ese odio al final fue totalmente dirigido a los Jinetes). Con ellos liderados por Durza invadieron la fortaleza enana de Orthíad, renombrándola Itrö Zhada para luego usar los túneles e invadir Tronjheim, además de usarlos para aumentar el pánico entre la población alrededor del imperio. Después que Durza capturara a Arya Galbatorix le ordenó que le extrajera toda la información que poseía (sobretodo la ubicación de Ellesmera)

Cuando los Ra'zac y Durza fracasaron en su intento por capturar a Murtagh, se enteró que él, Eragon y Saphira se habían unido e iban en dirección a Gil'ead y allí Eragon fue capturado por Durza, así que dedujo que Saphira y Murtagh andarían cerca, además que Brom, uno de sus mayores dolores de cabeza había muerto. Lo que hizo fue decir que iba a reprimir al gobernador de Gil'lead, pero en realidad lo que quería era capturarlos a todos y llevárselos (Arya incluida) a Uru'baen, para subyugarlos a todos.

Después que Murtagh, Eragon y Saphira escaparan de Gil'ead, Galbatorix (después de un probable ataque de ira) decidió aprovechar que sabía a dónde se dirigirían a continuación, a la sede de los Vardenos en Tronjheim para hacer su plan; con los Úrgalos y Durza en Orthíad haría un ataque a Farthen Dur, donde acabaría con la resistencia Vardena, con Hrothgar y los jefes de clan para  así subyugar a los enanos. Además capturaría a Eragon y Saphira, para así tomar control de la única dragona viva (para revivir los dragones) y su jinete, de  Murtagh, pues sospechaba que él podría ser elegido por alguno de los huevos que le quedaban, además de Arya, puesto que era la única Elfa que se sabía que estaba fuera de Du Weldenvarden, lo que la hacía la única con conocimientos de la ubicación de Ellesmera.

Al final los planes no salieron como esperaba, Durza, su asisitente y hechicero más poderoso fue muerto por Eragon y con ello ganaron los Vardenos, pues los Úrgalos una vez salieron del hechizo empezaron a matarse entre ellos mismos por ser todos de distintos clanes  o se retiraron.

Pero no todo fue pérdida para Galbatorix, ya que aprovechando que tenía una red de espías entre los Vardenos conocida como la Mano Negra que era liderada por los Gemelos, jefes de los hechiceros Vardenos decidió capturar a Murtagh. Hizo que los gemelos tomaran control de un grupo de Úrgalos que quedaron en los túneles de Farthen Dûr y durante una misión en la que estaban Murtagh y Ahijad para acabar con los Úrgalos restantes los Gemelos traicionaron a los Vardenos, matando a Ajihad y llevándole a Murtagh a Uru'baen.

Una vez en Uru'baen, Galbatorix hizo que Murtagh sufriera toda clase de castigos por desafiar su autoridad, luego probó a ver si Murtagh era elegido por alguno de los dragones, cosa que pasó, el dragón se llamó Thorn (se desconoce si Galbatorix decidió el nombre o el dragón lo escogió) Una vez tuvo al jinete y su dragón Galbatorix averiguó sus nombres verdaderos y los forzó a jurarle lealtad en el idioma antiguo. Con ello Murtagh se volvió su lugarteniente en reemplazo de Durza, ocupando el lugar de Morzan (sólo que forzado a ello). Galbatorix lo entrenó en la gramaticia y las artes oscuras, hizo que Espina creciera de forma acelerada y les dio varios eldunarís para que pudiera efrentar a Eragon y Saphira, volviéndolo mucho más poderoso que los Apóstatas.

Entre la información valiosa que le trajeron los Gemelos, halló que la madre de Eragon se llamaba Selena, después de conectar eso con lo que sabía de Morzan y lo que extrajo de la mente de Murtagh, dedujo que Morzan debió ser el padre de Eragon, información que le resultaría de utilidad para desmoralizar al ejército vardeno (pues de todos los Apóstatas, Morzan era el más odiado)  y a cualquiera una vez tuviera subyugados a Eragon y Saphira.

Batalla de los Llanos Ardientes

Durante el tiempo que pasó entre la Batalla de Farthen Dur y la de los llanos ardientes (la mayor parte de Eldest) Galbatorix se dedicó a entrenar a Murtagh y Thorn para la batalla, pues por medio de sus espías supo que ahora los Vardenos se moverían a Surda y que éste estado decidió declarar formalmente la guerra contra el imperio. Él intentó detenerlos matando a la sucesora de Ajihad, Nasuada, pero el asesino fue detenido y la red de espías de Galbatorix (la Mano Negra) descubierta. También mandó a los Ra'zac y un grupo de soldados hasta Carvahall para que capturaran a Roran, y así tener alguien que usar contra Eragon, además  mandó a hacer el Ala del Dragón, para que fuera el buque insignia de su armada, que se dedicaba a atacar naves que tuvieran conexión con los Vardenos. Una vez Murtagh y Espina estuvieron preparados Galbatorix los envió al mando de un ejército que iría a invadir Surda, además de capturar vivos a Eragon y Saphira.

Fracasó en su intento por capturar a Roran pues él escapó con la mayoría de habitantes de Carvahall, Galbatorix entonces mandó a destruir el pueblo y aquellos que quedaron allí. Roran y gran parte de Carvahall lograron cruzar las vertebradas y junto con Jeod se robaron el Ala del Dragón para llegar con los vardenos. Los Vardenos siguieron avanzando hacia el norte, pues se dieron cuenta que el ejército de Galbatorix se aproximaba hacia Surda, entonces los alcanzaron en Los llanos ardientes. Allí llegaron Eragon y Saphira, al enterarse de lo que sucedía, también llegaron allí una tribu de Úrgalos liderada por Nar Garzhvog, quien llegó a una alianza con Nasuada pues deseaban vengarse de Galbatorix y lo que les hizo por medio de Durza.

El ejército vardeno, enano, Surdano y del imperio se enfrentaron en los Llanos Ardientes, donde ambos bandos sufrieron muchas bajas; entre ellas Hrotgar (a manos de Murtagh) y los gemelos (a manos de Roran) Eragon, Saphira, Murtagh y Espina se enfrentaron en un sitio junto al río Jiet, donde Murtagh le reveló la verdad a Eragon sobre su madre, pero no lo capturó pues Eragon le pidió que lo dejara ir. 

Avance de los Vardenos

Galbatorix, furioso porque Murtagh y Espina habían dejado ir a Eragon y Saphira los mandó a llamar a Uru'baen. Cuando se enteró que los Lethrblaka y los Ra'zac habían sido asesinados por Eragon, Saphira y Roran, Galbatorix asesinó a cinco sirvientes y torturó a Murtagh y Espina. Luego envió a Murtagh y a Espina con una compañía de Muertos Sonrientes con el expreso objetivo de capturar a Eragon y a Saphira, no obstante gracias a Arya y al grupo de hechiceros enviados por Islanzadí pudieron hacerles frente.

Posiblemente al darse cuenta de la presencia de hechiceros elfos dedujo que las fuerzas de Du Weldenvarden saldrían del bosque para unirse a los vardenos, ya que no envió a Murtagh ni a Espina para que atacaran a los vardenos, en espera que los elfos hicieran su movida. Cuando el ejército elfo atacó Gil'lead él respondió enviando a Murtagh y a Espina.

Mientras Oromis y Glaedr peleaban contra Murtagh y Espina, Galbatorix posesionó a Murtagh para controlarlo a distancia. Galbatorix le dijo a Oromis que se unieran a él, tratando de halagarlo llamándolo "el más sabio de la orden", pero como Oromis rehusó a hacerle caso se enfureció y continuaron con la pelea, en el momento en que Oromis pierde su espada por culpa de un espasmo Galbatorix aprovecha para atravesar al viejo jinete del hombro hasta la cadera, Glaedr intenta volar hasta los hechiceros élficos pero Oromis muere en el trayecto, Glaedr furioso se va contra Murtagh y Espina, pero el joven dragón era más rápido y mata su cuerpo físico al morderlo en el cuello. Como Glaedr había confiado su Eldunarí a Eragon y Saphira Galbatorix no puede capturarlo.

Captura de Nasuada

Después de perder Feinster, Belatona (y con ella a du Niernen), Aroughs y Dras Leona a manos de los Vardenos, le ordena a Murtagh que capture a Nasuada, líder de los Vardenos. Murtagh y Espina lo hacen y la llevan ante Galbatorix, quien la encierra en la Sala de la Adivina. Es importante aclarar que es en ésta parte del libro donde hace su primera aparición en persona (sin contar cuando posee a Murtagh en Brisingr), aunque no se ve su rostro. Galbatorix intenta subyugar a Nasuada mediante tortura física y psicológica. El sabía que Murtagh se había enamorado de Nasuada y buscaba usar eso como un recurso para manipularlos a ambos, aunque no se dio cuenta que el nombre de Murtagh y Espina estaban cambiando poco a poco gracias a eso.

Batalla de Uru'baen

Galbatorix esperaba al ejército Vardeno, Enano, Elfo y Úrgalo, pero como quería capturar a Eragon y a Saphira decidió encargar la defensa de Uru'baen a Lord Barst, a quien le confió un eldunarí y hechizó a sus soldados para hacerlos inmunes al dolor. Además la noche antes de la batalla mandó a Shruikan "a que diera una vuelta" para minar la confianza de los vardenos.

Cuando Eragon, Saphira, los eldunarís, Arya y Elva llegan al salón del trono, se le revela al lector (después de 4 libros) el rostro de Galbatorix. Lo primero que hizo el rey  fue silenciar a Elva con un hechizo para no caer en lo que le diría la niña para mitigar su dolor. Una vez hecho esto, reveló lo que había buscado por más de ochenta años: El Nombre del Idioma Antiguo, el cual encontró en una tablilla antigua que no fue escrita en ninguno de los idiomas conocidos de Alagaësia. Con él inmovilizó a todos y les reveló su plan: Controlar a todos los hechiceros de Alagaesia, una muestra de ello fue los hechizos que lanzó a los muros de Uru'baen para que ningún hechizo de los vardenos funcionara después de traspasarlos. Mostró sorpresa al ver a Umaroth y los otros eldunarís, además de enseñar a dos hermanitos que secuestró para tener un escudo en caso que intentaran atacarlo y a Nasuada, encadenada a una mesa de piedra.

Cansado de los juegos, Eragon le exigió a Galbatorix que lo enfrentara en un duelo honesto por el destino de Alagaesia, Galbatorix le replicó que "no tomó y conservó el trono por tantos años aceptando cada desafío o reto que le propusieron de combates limpios" y que daba igual como se conseguía la victoria, siempre que se obtuviera. En lugar de eso (y básicamente para su entretenimiento) decidió que los que pelearían sin magia, eldunarís y sin matarse serían Eragon y Murtagh, "en un duelo hermano contra hermano", Eragon lo corrigió y reveló que él era hijo de Brom, lo cual los hacía hermanastros, cosa que sorprendió al rey, pero lo complació aún más. 

Al final gana Eragon. Cuando Galbatorix iba a curar las heridas de ambos Murtagh aprovecha para usar El Nombre y romper gran parte de las defensas de Galbatorix, el rey, furioso los paraliza a todos (incluyendo a Shruikan) y empieza a torturar la mente de Eragon para hallar el nombre verdadero del muchacho.

Muerte

Cuando Eragon y los eldunarís hacen el Hechizo de Comprensión, Galbatorix empieza a sentir todas la emociones que provocó en las personas a su alrededor desde el día que nació, y la gran mayoría eran sentimientos de dolor., esto junto con las defensas que Murtagh destruyó lo deja indefenso.

Galbatorix intenta pelear contra Eragon usando la espada, pero el flujo de sensaciones le impide concentrarse y le ruega a Eragon que pare el hechizo, con esto Eragon logra clavarle Brisingr en el estómago. En la desesperación, Galbatorix rogó a Eragon que le quitara el hechizo, Eragon se negó. El rey, en un acto desesperado hizo el hechizo Waise Neiat (Sea la nada). El hechizo convirtió cada átomo de su cuerpo en energía, creando una enorme explosión que hubiera matado a todos los que estaban en el salón del trono, de no ser por Eragon que creó defensas para todos. La onda expansiva destruyó gran parte del castillo, causó una gran destrucción en la ciudad y afectó a todo ser vivo que estuviera en el perímetro de Uru'baen.

Habilidades

Galbatorix es probablemente el mago más poderoso de toda Alagaesia, al tener cientos de eldunarís bajo su control sus poderes mágicos y mentales se pueden decir que son ilimitados. Muchos personajes decían que el poder de Galbatorix crecía año con año, además de ser muy probable que no se haya visto todo el potencial de sus poderes a lo largo de EragonEldest y Brisingr. Y con el descubrimiento del Nombre del Idioma Antiguo se volvió aún más poderoso.

Galbatorix tenía un intelecto muy alto, posicionándolo como un prodigio entre su generación de jinetes, la locura no afectó esto, siendo un militar muy hábil y un político talentoso, con la habilidad de manipular a las personas sin necesidad de utilizar su lado agresivo. Tenía además mucho carisma y su arma más poderosa era su voz cálida, calculada y atractiva. De acuerdo con Murtagh "Nunca había oído un hombre tan convincente y tan aterrador..." Según Eragon escucharlo era tan peligroso como escuchar a Elva.

Gracias a la habilidad para crear toda clase de ilusiones en la mente de las personas, su crueldad, la perversa satisfacción que le daba el quebrar mentalmente a las personas y su perseverancia (pasó varias décadas quebrando las voluntades de cientos de Eldunarís) era un especialista en quebrar todo tipo de defensas mentales y extraer el nombre verdadero de cualquier ser viviente.

Debilidades

Una de las grandes debilidades de Galbatorix era su educación incompleta. Él apenas había completado su entrenamiento de joven jinete, pues de acuerdo con Oromis volverse un jinete completo tomaba varias décadas de educación. Ejemplo de ello era que no conocía de hechizos curativos y por eso no pudo salvar a Jarnunvösk de la flecha que le habían clavado. Además su gran plan de dominar a todos los magos con El Nombre del Idioma Antiguo revela que él no sabía mucho de la magia no verbal, porque de acuerdo con Oromis eso era algo que no enseñaban a los jinetes hasta que no fueran diestros en los otros aspectos de la gramaticia, debilidad que Eragon aprovechó al usar el Hechizo de Comprensión contra él. Otra cosa que desconocía era la capacidad de absorber la energía de las criaturas vivas a su alrededor (los eldunarís no cuentan).

Otra de sus grandes debilidades era su exceso de confianza y orgullo, por culpa de ello perdió a su dragona, este rasgo no se quitó con la edad, pues él hubiera podido perfectamente salir en busca de Eragon, Saphira, Murtagh y Arya, aplastado a los vardenos y a los enanos aprovechando la inexperiencia del joven jinete y su dragona, además del ejército Úrgalo a su servicio y la red de espías liderada por los Gemelos durante el primer libro. Su decisión de esperar y continuar su búsqueda del nombre del idioma antiguo le dio la oportunidad a Eragon y Saphira de volverse más fuertes en todo sentido.

Pero de todas sus debilidades la mayor fue su falta de compasión y de entender el amor como fuerza que transformaba a las personas. Sus continuos maltratos a Murtagh y Espina no fueron impedimentos para que el joven le perdonara la vida a su medio hermano en la batalla de los llanos ardientes, además no fue capaz de ver cómo Murtagh y Espina cambiaban por los sentimientos del chico hacia Nasuada y de esta forma su nombre verdadero o de cómo el joven jinete la ayudaba para resistir las torturas físicas y psicológicas que Galbatorix planeaba para ella.

Película

Es interpretado por John Malkovich. Aparece dando órdenes a Durza en el salón del trono, y se ve que detrás de una cortina está Shruikan. Cabe destacar que a diferencia del libro deciden revelar el rostro de Galbatorix desde un principio, que sus intenciones son matar a Eragon y Saphira y se refería al huevo de Saphira como "Su piedra".

Curiosidades

  • El nombre Galbatorix proviene de la combinación de dos palabras en céltico: Galba (gran) y Torix (rey)
  • Guarda cierta semejanza con Anakin Skywalker/Darth Vader:
  • Era el mejor de su generación de jinetes, con una gran inteligencia y poder y se llenó de soberbia.
  • La razón por la que se volvieron malvados fue la pérdida de alguien cercano, Galbatorix a su dragona Jarnunvösk y Anakin a su madre
  • De acuerdo con Christopher Paolini, Galbatorix empezó a envejecer más rápido que los jinetes regulares pues el lazo de Shruikan era imperfecto. Por eso lucía como de 40 años en el momento de su muerte.
  • En un preguntas y respuestas de Paolini.net Christopher Paolini dijo que la espada original de Galbatorix fue guardada después que el matara a Vrael, aunque no se le ha ocurrido un nombre para esa espada. Además que usaba a Vrangr sólo como una confirmación de poder.


Precedido por Posición Sucedido por
Rey Angrenost Rey de los Humanos Reina Nasuada

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar